Contaminación acabó con el 83% de peces de cauces de NL

Sustancias tóxicas, basura y descargas matan fauna acuática.
Se explicó que las especies endémicas son las más afectadas.
Se explicó que las especies endémicas son las más afectadas. (Raúl Palacios)

Monterrey

La contaminación ha acabado con el 83 por ciento de las especies de peces en ríos de Nuevo León en tan solo 50 años, alertó el departamento de Ecología de la Facultad de Ciencias Biológicas de la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL).

En menos de una generación las descargas de sustancias nocivas domesticas e industriales han sido la causa de que se redujera el número de peces en los ríos, informó el coordinador del departamento, Manuel Torres Morales.

El también biólogo especialista en ecología acuática y pesca dijo que en el río Pesquería habitaban 35 especies y actualmente solo quedan seis, de las cuales tres son nativas y tres son exóticas.

“El que está más afectado es el río Pesquería porque para allá mandamos las descargas, estas descargas son tratadas pero aún así, aunque se le dé tratamiento, pues existe la participación de muchos elementos y se contamina ese río”.

Asimismo el río Santa Catarina tuvo también una fauna de aproximadamente 30 especies de peces, según los registros antiguos, pero actualmente solo habitan en sus aguas el pez mosquitero, la sardina plateada, la sardina tripona y la mojarra tilapia.

“El río Santa Catarina tuvo toda la fauna típica del río San Juan, desde sus daños antiguos fueron desapareciendo, todo se acabó y esas especies fueron desapareciendo. Hoy en día el río Santa Catarina tiene nada más cuatro especies.

“Si analizamos en el tiempo por décadas, de 30 especies, fueron muriéndose, fueron desapareciendo, porque el río Santa Catarina era contaminado por todas partes, era la cloaca de Monterrey “, informó.

El especialista explicó que la sustancias toxicas, basura y descargas contaminantes están matando a los pequeños organismos microscópicos que sirven de alimento para los peces, llamado plancton y por consiguiente están muriendo también.

Otro fenómeno actual es que solamente las especies nativas están pereciendo y aquellas exóticas que fueron traídas con el paso de los años de otros países o partes de la república sobreviven. 

“Lo que está pasando ahorita el fenómeno es que se están muriendo las (especies) endémicas, porque no aguantan la contaminación y están sobreviviendo las que son exóticas porque son más resistentes”, mencionó.

Un estudio de la Facultad de Ciencias Biológicas indica que en 1962 el río San Juan contaba con 37 especies, en 1967 fueron desapareciendo de las cuencas, sin embargo, en años posteriores se introdujeron al afluente especies exóticas y alcanzó la cantidad de 41 tipos de peces en 1983.

El río San Juan conecta con la mayoría de los arroyos y presas que atraviesan la zona metropolitana, por lo que comparten similitudes en fauna y flora, pero el agua en su paso por la metrópoli se enfrenta a la contaminación provocada por actividades antropológicas.