Constructoras de El Zapotillo reciben “extrañamiento”

Medio centenar de expertos de España cuestionan trasvase a León. Abengoa y FCC, responsables de la construcción de la presa y del acueducto desde Los Altos de Jalisco a León, recibieron ayer carta ...
Ayer en la sede de Abengoa se entregó la misiva de expertos en la problemática de la gestión de aguas de España.
Ayer, en la sede de Abengoa, se entregó la misiva de expertos en la problemática de la gestión de aguas de España. (Costesía)

Guadalajara

Medio centenar de profesores y representantes de movimientos sociales españoles se solidarizaron ayer, en una carta abierta entregada en las trasnacionales españolas de la construcción, Abengoa y FCC, con la lucha de alteños en México contra la construcción de la presa El Zapotillo y el trasvase de agua desde ese embalse a la ciudad de León, en perjuicio de los derechos y el estilo de vida de más de 800 mil habitantes que generan más de 20 por ciento de la proteína de origen animal del país.

Ayer, a las 16:30 horas, tiempo de Madrid, en la sede de Abengoa (Castellana 43 esquina con General Martínez Campos) se entregó la misiva de expertos en la problemática de la gestión de aguas de España, en la que se cuestiona a la multinacional española por su directa responsabilidad en el proyecto, cuya viabilidad económica, social y ambiental ha sido debatida por diversos informes de las universidades mexicanas y del Observatorio Ciudadano del Agua de Jalisco, el cual subraya “transgresiones de derechos humanos” que se han generado a lo largo de la construcción de la represa, incluido un informe crítico del Observador de Naciones Unidas sobre el Derecho a la Alimentación.

“Este proyecto supondrá, además, la privatización del agua del Río Verde, la inundación de los pueblos de Temacapulín, Acasico y Palmarejo, y, a medio y largo plazo, la ruina del importante tejido ganadero de la región de Altos de Jalisco”, destacan. “Resulta imprudente y técnicamente inaceptable proyectar expectativas de caudales a trasvasar sin tomar en cuenta los fuertes impactos del cambio climático en la región, que la propia Administración mexicana reconoce”. No es la primera vez que la empresa Abengoa se encuentra involucrada en un proyecto social y medioambientalmente conflictivo en América Latina, ya que en 1999 formó parte del consorcio internacional de empresas que impulsaron la privatización del agua en Cochabamba, Bolivia, y que dio lugar a una “guerra del agua”.

En el acto de entrega participaron Juan Guillermo Márquez, presidente del Observatorio Ciudadano del Agua de Jalisco (México); Joan Martínez Alier, catedrático de Economía e Historia Económica de la Universidad Autónoma de Barcelona; Fermín Villarroya, miembro del Observatorio Ciudadano del Agua de Jalisco, México, y profesor de la Universidad Complutense de Madrid y Pedro Arrojo, miembro del Observatorio Ciudadano del Agua de Jalisco, México, y profesor de la Universidad de Zaragoza

Del asunto ha sido enterado Orencio Vázquez, Coordinador del Observatorio de Responsabilidad Social Corporativa, al que le fue presentado un completo informe sobre el proyecto en cuestión y las actividades en Jalisco de FCC y Abengoa.

El texto completo de la misiva es el siguiente: "Los abajo firmantes, investigadores, expertos y estudiosos en materias relativas a la gestión de aguas en España, dirigimos esta carta abierta a las empresas españolas Abengoa y FCC. Sobre la base de la información publicada por el Observatorio Ciudadano del Agua de Jalisco respecto al proyecto de la Presa del Zapotillo–Trasvase a León Guanajuato en México, y desde el respeto a la soberanía del pueblo mexicano y sus instituciones, queremos manifestar nuestra preocupación por la implicación de las empresas españolas Abengoa y FCC en este proyecto, en el que no se está garantizando el respeto a los derechos humanos de las poblaciones afectadas de Temacapulín, Acasico y Palmarejo, tal y como advirtió el relator de Naciones Unidas, Olivier de Schutter, y con él se está poniendo en riesgo el futuro de la región de Altos de Jalisco. A pesar de la oposición razonada de los pobladores y de muchos grupos sociales y expertos en Guadalajara y en todo México, FCC ha avanzado en la construcción de la presa, mientras Abengoa se dispone a construir el acueducto".

Considerando que, 1 "constituye una grave contradicción declarar excedentaria la cuenca del río Verde y proyectar este trasvase, sin existir estudios serios sobre los acuíferos de la región que, por otra parte, se consideran gravemente sobreexplotados". 2 "Resulta imprudente y técnicamente inaceptable proyectar expectativas de caudales a trasvasar sin tomar en cuenta los fuertes impactos del cambio climático en la región, que la propia Administración Mexicana reconoce". 3, "resulta preocupante que dicho proyecto establezca como prioritario trasvasar caudales hacia la próspera zona metropolitana de León-Guanajuato, ignorando las necesidades y la vulnerabilidad del tejido agropecuario de Altos de Jalisco, una zona semiárida que produce 25 por ciento de la proteína animal de México, bajo el creciente riesgo de fuertes sequías por cambio climático en las próximas décadas". 4, "el proyecto de trasvase impone la privatización del agua del trasvase, que pasa a ser una simple mercancía y un negocio en manos de Abengoa, empresa que ya estuvo implicada en la privatización del agua y en la Guerra del Agua de Cochabamba (Bolivia), desacreditando la imagen de España en América Latina y suscitando viejos fantasmas coloniales". 5, "el hecho de que estas compañías españolas participen activamente en desplazar a la fuerza a los pobladores, afectando a sus derechos humanos, y poniendo en riesgo el futuro de Altos de Jalisco con un trasvase que en Europa sería impensable, resulta contradictorio con esos principios de responsabilidad social y ambiental corporativa que esas empresas pretenden ostentar". Por todo ello, "pedimos a ambas empresas que se retiren de este proyecto, que tanto daña la imagen de nuestro país en América Latina, al tiempo que les instamos a cambiar su estrategia empresarial a nivel internacional, asumiendo un compromiso riguroso con la defensa de los derechos humanos, el respeto a los pueblos y el principio de sostenibilidad en la gestión de ríos y ecosistemas acuáticos desde la perspectiva del cambio climático en curso".