Al drenaje agua de venero, por obra de L3 en Zapopan

Vecinos han captado el bombeo de líquido en la obra en el cruce Aurelio Ortega y avenida Laureles

Guadalajara

"¡Qué ansia y desesperación! Tanto que dicen que hay que cuidar el agua y estos que ni siquiera la mueven para que riegue el camellón...", se queja Margarita, una vecina de la colonia Seattle. Ella, impotente al ver el chorro que expulsa una manguera negra que lleva el líquido extraído del hoyanco, las obras de primer mundo de la Línea 3 del Tren Ligero, y que atraviesa varios metros hasta dar con una alcantarilla.

Esto ha sucedido varios días, de manera intermitente y temprana hora, al menos desde principios de año, según comparten vecinos que, como Margarita, están molestos por el desperdicio en pleno corazón de Zapopan: el punto donde confluyen las avenidas Aurelio Ortega y Laureles (ver video en www.milenio.com/jalisco)

El colmo de esta colonia, que se fundó con alma ecologista y de cuidado ambiental cuando aún no era moda, es que en efecto los camellones están a unos cuantos metros más de distancia, nada que no pueda resolverse con una manguera de mayor longitud. O de plano "llenar pipas y llevar a parques para regar", propone Margarita.

A través de las redes sociales, los vecinos han hecho llegar quejas, y videos de lo que sucede a varias autoridades, entre ellas al presidente municipal Pablo Lemus, como autoridad más cercana a los ciudadanos. No han tenido respuesta.

Uno de los videos data del 8 de mayo, el otro es aún más reciente y en ambos se evidencia el desperdicio, que los vecinos esperan se resuelva. Ayer por la tarde MILENIO Jalisco hizo un recorrido por el punto de estas obras, pero no se localizó desfogue de líquido. En cambio sí una reparación y humedad al pie de la columna que soportará el paso del moderno tren.

"Es en las mañanas, muy temprano, luego lo quitan", dijo Enrique, quien trabaja por la zona y le ha tocado ver el tiradero de agua.

"Es que se encontraron un venero", aseguró, versión que ya corrió entre los vecinos de la Seattle que han captado el chorro transparente yéndose por la alcantarilla.

"¡Está tremendo el desperdicio de agua!, Así ninguna presa nos va a alcanzar. ¡No necesitamos presas!, ¡necesitamos cuidar el tiradero de agua!", concluyen.

MEMLL