Inaccesible, Consejo de Transparencia

Los integrantes sesionan una vez por semana en el Club de Industriales. No están facultados para dar informes.
Continúan con el acondicionamiento de la oficina que ocupará el Consejo Ciudadano.
Continúan con el acondicionamiento de la oficina que ocupará el Consejo Ciudadano. (Yazmín Sánchez)

Tampico

A 42 días de que tomó protesta el Consejo Ciudadano de Transparencia en Tampico, sigue sin contar con una oficina para atender a la ciudadanía interesada en conocer la forma en que las autoridades gastan los recursos públicos, entre otros asuntos.

La oficina que el gobierno municipal puso a disposición del Consejo en el segundo piso del Ayuntamiento, fue desocupada hace un mes pero ha permanecido cerrada y sin amueblar, apenas ayer por la mañana trabajadores ingresaron para acondicionarla. Por el momento los seis integrantes del consejo sesionan una vez por semana en el Club de Industriales, sitio al que solo tienen acceso socios.

Mientras tanto la forma de contactar con su presidente, Rodolfo Vega Gallegos, es a través de la secretaría municipal a donde MILENIO Tamaulipas se digirió, ahí fue atendido por el jefe de la Unidad de Información Pública, Horacio Rojas Castillo, quien proporcionó el teléfono particular de Vega.Rojas precisó que el consejo no está facultado para proporcionar información, su única línea de acción es la de promover la cultura de la transparencia.

El funcionario municipal explicó que en el portal www.tampico.gob.mx, en la pestaña de transparencia, apartado  cinco, aparece el correo electrónico información.

pública@tampico.gob.mx, en donde pueden ser atendidas las solicitudes previo a llenar un formato que puede ser descargado del portal y entregado de forma presencial en la oficina ubicada en segundo piso de la presidencia o escanearse y enviarse por la web.

MILENIO llamó por teléfono a Rodolfo Vega al número que proporcionó la Unidad de Información, el presidente del Consejo dijo que “tan pronto como estén los muebles ya vamos a estar ahí”.

Además de mobiliario como una mesa de juntas, escritorios y sillas, contará con equipo de cómputo, todo será aportado por el gobierno local.Cabe recordar que este organismo ciudadano se constituyó oficialmente el pasado 10 de enero, previo al informe de los primeros cien días del alcalde Gustavo Torres Salinas, quien impulsó la conformación del Consejo al haber sido uno de los principales compromisos que hizo en campaña.

Vega Gallegos reconoció que hasta el momento solo ha tenido contacto con el jefe de la Unidad de Información del municipio y no con ciudadanos. Detalló que con Horacio Rojas revisó las peticiones que han enviado la población y aseguró que un buen número de consultas han sido atendidas con prontitud.

“Estamos al tanto de eso, de que se contesten, de que el ciudadano quede satisfecho con ello, el lunes estuve con él (Rojas), verificamos y constatamos todas las consultas”, indicó.

En su caso el regidor panista Julián Zorrilla confirmó que no hay fecha para abrir la oficina, “ya debería de estar, debería haber estado conformada a principios de febrero, pero se ha ido retrasando”.

Reveló que cuando se hizo el cambio de la Secretaría Técnica, dependencia que ocupaba ese espacio, se deterioró una pared y apenas han comenzando a repararla.“Hemos estado presionando los de la bancada panista, porque los de la priista la veo muy tranquila, no les da prisa, nosotros hemos tocado ese tema porque nos interesa que ya quede”, sostuvo.

Además de carecer de una oficina de atención ciudadana, el Consejo sigue sin contar con reglamento, por lo que solo tiene facultades para opinar, será hasta que se adecue el reglamento de Transparencia y Acceso a la Información cuando logre votación directa en las decisiones que tome el municipio.

“Estamos trabajando muy fuerte en eso, verificamos con la Unidad de Transparencia que esté muy conforme a la ley”, afirmó Rodolfo Vega.

De acuerdo con el contralor Javier Martínez Guillén, el consejo ciudadano tuvo su primera participación hace algunas semanas en una junta de aclaraciones sobre una licitación para la compra de material eléctrico.