Colocan sellos de clausura en la base de la ruta 368

El secretario de Movilidad, junto al secretario del Trabajo y Previsión Social, colocó sellos de clausura en la base de la ruta; además revisan la ruta 45 tras recibir un reporte ciudadano. 

Guadalajara

El secretario de Movilidad, Mauricio Gudiño, junto al de Trabajo y Previsión Social, Eduardo Almaguer, realizó un operativo en la base de la ruta 368, ubicada en la calle Juan Gil Preciado, en la colonia Basilio Badillo, donde colocaron sellos de clausura por diversas irregularidades.

El secretario de Movilidad, Mauricio Gudiño indicó que se encontraron irregularidades graves, pues tenían autorizados 15 camiones pero estaban funcionando 25, además registraron fallas mecánicas y en las puertas.

El secretario detalla que también encontraron unidades sin placas, permisos vencidos y las acciones que se tomaron fue quitar el servicio a la ruta, por lo que el servicio sería sustituido a partir del lunes por el gobierno del estado. La Secretaría de Movilidad retiró los camiones con grúas.

Por su parte personal de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social supervisó las condiciones laborarles de higiene y seguridad de los operadores. Además encontraron fallas en frenos y motores, bebidas embriagantes dentro de las oficinas y en las unidades.

Por su parte Ricardo Aguayo Andrade, secretario general del Sindicato de Conductores de Transporte Público y Privado en general del estado de Jalisco, señaló que esta movilización hecha por la Secretaría de Movilidad “es solamente una medida mediática como para tratar de tapar el sol con un dedo”. Además indica que solamente se hacen este tipo de operativos cuando suceden accidentes como el de ayer y que quieren que se hagan más constantemente y no solamente en estos casos.

Vecinos se dicen afectados por que es la única ruta que llega hasta la colonia y los traslada a distintos puntos de la ciudad.   

Cabe mencionar que durante el operativo se recibió el reporte de una persona, quien señala que en la terminal de la ruta 45 choferes de las unidades consumen bebidas embriagantes y hacen mucho ruido, por lo que la Secretaría de Movilidad y la Secretaría del Trabajo y Previsión Social decidió ir a revisar las instalaciones para determinar si se lleva a cabo la clausura de las mismas.