Pide Arquidiócesis a delegado solucionar conflicto vial en Iztapalapa

Demandan a Jesús Valencia reubicar el tianguis instalado en la avenida Morelos, el cual generar conflictos viales debido al espacio que ocupa e impide la libre circulación.

Ciudad de México

La Arquidiócesis de México demandó al delegado de Iztapalapa, Jesús Valencia, evitar la violencia y dar solución al conflicto de vialidades que se ha creado por el cierra de calles y la reubicación del ambulantaje.

"Han secuestrando la vía principal del pueblo que da acceso al Ex Convento y la Parroquia San Juan Evangelista, a la Capilla del Divino Salvador del Calvario, a la Plaza Leona Vicario y, por si fuera poco, al panteón", denunciaron vecinos al Semanario Desde la Fe.

Integrantes del Comité de Vecinos Unidos del Pueblo de Culhuacán y sus barrios portan pancartas y mensajes como "Vecino de Culhuacán y sus ocho barrios, por favor ¡no te mueras en sábado!, pues no te podrán enterrar en domingo ya que el tianguis que se pone en la avenida Morelos impide el paso al panteón".

Le solicitan al delegado de Iztapalapa, Jesús Valencia, reubicar el tianguis instalado en la avenida Morelos, ante el temor de que el próximo domingo se desate "una guerra" cuando se impida a los tianguistas instalar sus puestos.

El conflicto se agudizó a partir de noviembre del año pasado, cuando el delegado Jesús Valencia anunció una serie de obras para el mejoramiento del entorno, por lo que "de manera arbitraria" decidió trasladar a la avenida Morelos el tianguis que tradicionalmente se instalaba en las plazas.

Ante la posibilidad de un enfrentamiento violento, el sacerdote Hugo Luna Polo, responsable de la Parroquia San Juan Evangelista, llamó a las autoridades delegacionales a dar una pronta y definitiva solución al conflicto.

"El patronato del panteón ha amenazado con que, a partir del domingo, no dejara instalarse a los tianguistas, entonces, se espera una trifulca con esos señores. Ya está la amenaza, por eso tuvimos que suspender la Misa de las 8:00 horas porque no queremos problemas con nuestra gente", apuntó.

Advirtió que "nos estamos acercando a un problema violento muy grave; no es cuestión de conciliarlo y hablarlo, es que va a haber enfrentamiento y no quisiéramos ni heridos, ni muertos, nosotros predicamos la paz, pero también creemos que están pisoteando nuestro derecho".

Para evidenciar la gravedad de la situación, el sacerdote relató que ya se dio un primer enfrentamiento, cuando el pasado domingo 16 de marzo los vendedores del mercado sobre ruedas se enfrentaron con un cortejo fúnebre, luego de que una cruz accidentalmente tiró el techo de un puesto. "Todo terminó en golpes".