Huicholes y ganaderos exigen a los gobiernos que intervengan

Habrá acciones conjuntas de resistencia si persiste la indiferencia al problema agrario de la región.
El campo se vería altamente afectado con la reducción del presupuesto en 2017
El campo se vería altamente afectado con la reducción del presupuesto en 2017 (Agustín del Castillo)

Guadalajara

La comunidad indígena de San Sebastián Teponahuaxtlán (Wuaut+a) y los representantes de los ganaderos de Huajimic, lanzaron un exhorto al gobierno federal y a los estados de Jalisco y Nayarit "para que asuman su responsabilidad y de manera definitiva se dé solución al conflicto agrario que actualmente coexiste [sic] en la zona de Huajimic" debido a los procesos de restitución judicial de las tierras inmemoriales de los indígenas en la zona.

"Puesto que el conflicto agrario que atañe a ambas partes puede llegar en los extremos [sic], la comunidad wixárika por seguir ejecutando vía tribunal y los pequeños propietarios por negarse a entregar tierras que usufructúan actualmente", ambos convergen para reclamar una intervención conciliadora.

"Conocedores y conscientes de que ninguna de las partes hemos sido los generadores de este conflicto que lleva en pugna más de 60 años y con el fin de llegar a una solución justa y sobre todo pacífica, [y] en un hecho histórico para esta región, los días 25 de septiembre y 3 de octubre del año en curso, las respectivas comisiones negociadoras nos reunimos sin intervención de alguna autoridad gubernamental o de terceros, en el pueblo de Puente de Camotlán [...] uno de los principales puntos de acuerdo que se tomaron en dicha reunión fue exigir de manera conjunta la reunión y coordinación de las autoridades competentes para que se responsabilicen y tomen acciones en beneficio del orden público y la paz social, pues aunque hasta hoy lo habíamos solicitado cada una de las partes de manera individual y por separado, no ha habido respuesta que contribuya con una solución justa del conflicto", destaca el comunicado conjunto.

De tal modo, "solicitamos de manera enérgica [...] para que agenden y programen [en la última semana de este mes en la zona de conflicto] una reunión de trabajo con miras a buscar una solución pacífica y hermanable al conflicto en mención".

Insisten en vías pacíficas y justas "pues estamos ciertos que ni la comunidad indígena ni los pequeños propietarios de Huajimic somos responsables de lo que ahora se suscita, sino de las omisiones y la indiferencia de las autoridades competentes, tanto de las que se encontraban en el cargo en los siglo XIX y XX, como las que lo han ocupado en el curso de todo este tiempo y los actuales".

En caso de que no se dé la prioridad que requiere el conflicto, comuneros y parvifundistas determinarán sus acciones de resistencia, y hacen responsables a los tres órdenes de gobierno del "origen, desarrollo y persistencia" de los problemas en la región serrana.

SRN