Condena CADHAC creación de Policía Militar en NL

Consuelo Morales aseguró que con esta nueva corporación policiaca se provocarán graves violaciones a los derechos humanos.
La hermana Consuelo Morales.
La hermana Consuelo Morales. (Foto: Especial)

Monterrey

Ciudadanos en Apoyo a los Derechos Humanos, AC (CADHAC), manifestó su repudio y condena total a la instalación de la Policía Militar en Nuevo León, argumentando que no tiene un sustento legal, que se omitió al Congreso local para su aprobación, y que su presencia disparará de nuevo la violencia, ya que la milicia no está preparada para tratar a la ciudadanía.

En forma molesta, ante los medios de comunicación, manoteando la mesa, la hermana Consuelo Morales se pronunció por un “no” rotundo a la instalación de esta nueva corporación policiaca en el estado, porque su presencia violará la Constitución federal y los derechos humanos, cuyo reporte afirmó lo hará llegar a organismos como la ONU.

La presidenta de CADHAC precisó que han exhortado al Gobierno Estatal a retirar a los militares de las calles, luego del éxito que Fuerza Civil ha tenido en Nuevo León, ya que de lo contrario, aumentará la inseguridad de nuevo.

“Esta mezcolanza de Policía Militar, ¿de dónde sacan esto?, el policía tiene una tradición de proteger la ciudadanía y estar cerca de nosotros, en cambio los militares su formación es de un cuerpo que debe ser de honor para defendernos de una agresión internacional, de que están formados para matar, y ¿qué ha sucedido? Que los sacan a la calle y es lo primero que hacen. Lo único para lo que están formados es para matar, los ponemos también a ellos una situación sumamente difícil y delicada.

“¿Cuándo formalmente nos informaron (de la Policía Militar)?, lo hicieron ante los medios, prepararon todo, ‘cocinaron’ todo y luego dicen: ‘Estamos de acuerdo’, y una alcaldesa (sale a decir): ‘Ay, sí, estamos de acuerdo para proteger’, ¿¡cómo nos van a proteger!?

“¿Bajo qué fundamento legal lo están haciendo?, el Congreso tenía que haber sabido de esto, una situación legal como ésta es de índole que debe tomar en cuenta la parte federal. Yo no sé si en otros estados esté funcionando eso, hay que investigar”, arremetió la hermana Consuelo Morales.

El pasado 23 de octubre, con la intención de reforzar la seguridad en la región noreste, se anunció de la construcción de un edificio para albergar a la Policía Militar, durante una reunión en Palacio de Gobierno en la que estuvieron presentes autoridades estatales y alcaldes metropolitanos.

Esto será mediante un convenio entre los gobiernos de Nuevo León, San Luis Potosí, Tamaulipas, municipios de la zona metropolitana local, la iniciativa privada y la Secretaría de la Defensa Nacional.

CADHAC señaló que con la presencia militar se incrementarán la violación a los derechos humanos.

“Algunos ejemplos de estas graves violaciones son los hechos ocurridos en Tlatlaya, Estado de México, en donde militares ejecutaron a 22 civiles durante un enfrentamiento; el caso de Jorge Otilio Cantú, ejecutado extrajudicialmente en 2011 por elementos del Ejército mientras se trasladaba en coche hacia su trabajo.

“Y el caso de Jorge Mercado y Javier Arredondo, estudiantes del Tec de Monterrey, quienes fueron asesinados por militares en el 2010, cuando quedaron atrapados en un enfrentamiento a las afueras de esta universidad, situaciones que además, entre muchas otras, corroboran que la milicia no está entrenada para tratar con la ciudadanía", condenó.

Dijo que durante la administración federal de Felipe Calderón hubo ocho mil 917 militares; en 2013, nueve mil 188; y en 2014, ocho mil 919  soldados.
Entre 2007 y 2014, la presencia militar en Chihuahua fue de 37 mil 799 militares; en Tamaulipas, de 23 mil 440 elementos; en Veracruz, 16 mil 404; en Nuevo León: 13 mil 317; en Edomex, 12 mil 167; en Guerrero, 10 mil 365 soldados.

El año más fuerte de presencia militar en tiempos de Calderón fue de 52 mil 690 elementos en el 2011 para combatir la inseguridad; en esa época, donde se desplegó mayor número de elementos militares fue a Chihuahua y Tamaulipas, con siete mil 552 y siete mil 690, respectivamente.

“Échenle una miradita y díganme que con toda esta militarización, ¿hemos obtenido más seguridad?, ¿qué es lo que ha pasado?, hemos detectado que donde llegan los militares, automáticamente se incrementa la violencia. No nos pueden venir a decir que quieren venir a poner este cuartel para que albergue tres mil 200 militares, para brindarnos más seguridad, es una premisa falsa.

“Y me preocupa porque los alcaldes, que tienen tres años para gobernar… no nos vayan a echarnos a perder más las cosas de lo que están. No se ha abatido el índice de inseguridad, en otros lados: ¿Tamaulipas cómo está?, ¿en qué ha disminuido la violencia?, que no nos cuenten, no se vale”, cuestionó.

Nuevo León trabajó para una Fuerza Civil, agregó, y aunque tenga un esquema militar es el que el Estado ha presumido de su excelente trabajo, que por ello se ha abatido los delitos, que aunque en parte es cierto, se siguen cometiendo  violaciones.

“Que los alcaldes respeten a los ciudadanos, no puede ser que digan que de su presupuesto para fortalecer los municipios ahora van a dar a los soldados, ¿por qué no invierten en las cárceles?, ¿por qué no dan trabajo en la cárceles?, ¿por qué no hay personal?, ¿por qué no hay sistema de salud, áreas de educación?, pero lo quieren dar a los militares. Estos alcaldes nos están traicionando, a la ley y nuestra Constitución.

“No se justifica que haya más militares, se justifica que retiren a los militares; de 52 municipios que hay en Nuevo León, 26 tienen como secretarios de Seguridad Pública con formación a un militar, o de la Marina; 16 son gente de la sociedad civil y nueve no han dado información; el secretario de Seguridad del Estado es un general al frente, y tres municipios: San Pedro, San Nicolás y Santiago tienen un secretario de la sociedad civil, como debe de ser”, dijo.