25% de Jalisco está concesionado a minería

Ley General de Biodiversidad aprobada por el Senado no prohibió actividad minera en las ANP, pero los diputados pueden adicionar la prohibición para el texto definitivo
La minería ha evolucionado a técnicas de explotación a cielo abierto, ya no solo en galerías como en antaño.
La minería ha evolucionado a técnicas de explotación a cielo abierto, ya no solo en galerías como en antaño. (Agustín del Castillo)

Guadalajara

Alrededor de dos millones de hectáreas, 25 por ciento de la superficie total de Jalisco, es la extensión de las 1,567 concesiones mineras que han sido otorgadas por el gobierno federal tan solo para esta entidad. El territorio concesionado se interna en las áreas protegidas (ANP) del estado: Sierra de Quila es el caso más extremo, con 50 por ciento de su superficie concesionada; Manantlán, la más extensa, presenta 8 por ciento de su territorio, pero sobrepoblado de concesiones en su zona de influencia, que ponen en riesgo su viabilidad.

Estos datos provienen de la Dirección General de Regulación Minera de la Secretaría de Economía, la cual advierte que en el caso de las ANP, es necesario cumplir con una regulación para poder aprovecharlas. Desde hace años, ha existido, entre diversos ambientalistas y científicos, la exigencia de que las demarcaciones protegidas, al ser las que albergan la parte más valiosa del patrimonio biológico del país (uno de los ocho más ricos del mundo), queden al margen de este tipo de aprovechamientos, dado que a gran escala, pueden significar un impacto enorme y de largo plazo para los procesos naturales.

No obstante, la última oportunidad para hacerlo se presentó con la iniciativa de la Ley General de Biodiversidad, aprobada en el Senado de la república el 15 de diciembre de 2017, hace menos de un mes. El dictamen original fue objeto de un importante ajuste por la presión de diversas organizaciones sociales, ecologistas y productivas, y en especial, de la reconocida investigadora Julia Carabias Lillo, quien en el marco del reconocimiento Belisario Domínguez que le otorgó la cámara alta, exigió una revisión del texto con miras a fortalecer el papel de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas, el del consejo nacional de ANP, y en lo territorial, a que las zonas de influencia de las ANP fueran parte de las políticas de gestión, lo que significa establecer fuertes condicionamientos a actividades de alto impacto, como la extracción de minerales, petróleo y gas natural.

No obstante, el ansiado artículo que específicamente cancelara la posibilidad de minería en los polígonos protegidos, no llegó. "El dictamen se aprobó en la cámara de origen, y por proceso legislativo se entrega a la cámara baja, con los diputados. Allí es donde se puede presentar más negociaciones en busca de consolidar los cambios que se lograron", señaló a MILENIO JALISCO el consultor de la firma Polea, Iván Zúñiga.

La otra norma que ha estado en juego de forma paralela es la Ley General de Desarrollo Forestal Sustentable; allí, la cámara de origen son los diputados, y debe ser aprobada por el Senado. Este dictamen también ha sido polémico y ha tenido diversas modificaciones: por ejemplo, se impidió la tentativa de la Comisión Nacional Forestal (Conafor) de debilitar a su consejo consultivo y de hacer opaco y discrecional el fondo forestal, una batalla más de los ambientalistas y de los productores organizados.

Una realidad

Las amenazas a la biodiversidad dentro y fuera del sistema de ANP "se han multiplicado e intensificado. Además del potencial incremento de la deforestación relacionada con crecimiento demográfico, existen a lo largo y ancho del territorio nacional numerosos proyectos de gran extensión en áreas rurales que generalmente no obedecen a los intereses de las comunidades locales. Entre los proyectos con mayor extensión territorial sobresalen las miles de concesiones mineras otorgadas por Secretaría de Economía en los últimos años", señalan los investigadores Elisa Jeanneht Armendáriz-Villegas y Alfredo Ortega-Rubio (la primera tiene en línea una extensa tesis de doctorado: Áreas naturales protegidas y minería en México: perspectivas y recomendaciones, publicada en 2016 por el Centro de Investigaciones Biológicas del Noroeste, SC, que es base de la opinión).

Se analizó la superposición que existe entre los polígonos de 24, 715 concesiones mineras otorgadas hasta 2010 [en la actualidad rebasan 27 mil] con las ANP solamente federales. "Se encontró que 1,609 concesiones mineras coinciden con un tercio de las ANP, esto es, 63, sobreponiéndose a casi un millón y medio de hectáreas [...] 30 por ciento de los títulos de concesión minera que coinciden con ANP, mencionan que extraerán metales preciosos [oro y plata], proporción que se eleva a 73 por ciento si se agregan los principales metales industriales [cobre, plomo, zinc, fierro, antimonio, molibdeno, mercurio y manganeso] y los polimetálicos. En contraste, el 9 por ciento de los títulos de concesión pretenden extraer minerales no metálicos, principalmente carbón, fluorita, barita, yeso, sal y dolomita. Adicionalmente, 11 por ciento de los títulos mencionan que extraerán 'toda sustancia posible".

Las ANP con más altos porcentajes de territorio traslapado de concesiones mineras son Rayón, en Michoacán, 100 por ciento; Sierra La Mojonera, en San Luis Potosí, 86 por ciento; El Chico, en Hidalgo, 55 por ciento; Los Mármoles, en Hidalgo, 52 por ciento; Sierra de Quila, en Jalisco, 50 por ciento. "Existen ocho más cuyos porcentajes van del 16 por ciento al 32 por ciento", agregan.

Las superficies protegidas menores son las más vulnerables, "al no tener espacios mínimos de supervivencia y recuperación en caso de aprobarse e iniciarse la extracción minera".

Entre las más extensas que tienen invasión de concesiones, también Jalisco es relevante: las cuencas alimentadoras de los distritos nacionales de riego 004 (Coahuila) y 043 (Durango, Nayarit, Jalisco, Aguascalientes y Zacatecas), Valle de los Cirios y El Vizcaíno, "que juntas sumaron 67 por ciento de superficie de las concesiones mineras en todas las ANP", precisan los autores.

El problema es que las cuencas alimentadoras (la 043 es la que en Jalisco se conoce como área de protección hidrológica, con 354,849 hectáreas) tienen poco tiempo de haber sido recategorizadas, y carecen de programa de gestión y manejo. En específico, este enorme polígono que abarca cuatro estados, contiene más de 336 mil ha de concesiones mineras.

Otras áreas protegidas federales de Jalisco con concesiones mineras son La Primavera (644 ha, para proyectos geotérmicos), Manantlán, con 11,200 ha (sólo 8 por ciento, pero que equivale a más de la extensión concesionada en Quila), pero que en su zona de influencia contiene cuatro aprovechamientos y un territorio concesionado de cerca de 80 mil ha.

Además de las 63 ANP traslapadas con concesiones mineras, "otras 22 presentan concesiones mineras en los 10 km colindantes a su alrededor. En el caso de ANP pequeñas esta situación es preocupante ya que, en proporción, las superficies concesionadas pueden ser hasta miles de veces más extensas que la propia ANP. La mayor parte de las concesiones otorgadas se encuentran en fase de exploración, pero ya existe presión para pasar a la fase de explotación en varias ANP del noroeste, así como en las ANP de Mariposa Monarca [Michoacán y México], sierra de Manantlán [Jalisco y Colima] y El Triunfo [Chiapas], entre otras. En junio de 2014 se otorgó el permiso ambiental al proyecto Los Cardones, para extracción de oro en la ANP sierra La Laguna, en Baja California Sur".

De este modo, existen concesiones mineras principalmente en las categorías de áreas de protección de recursos naturales, reservas de la biosfera y áreas de protección de flora y fauna.

"¿Qué tipo de efectos tienen los proyectos mineros de los que se habla? En México, la actividad minera se ha realizado durante siglos en pulsos de mayor o menor intensidad, bajo modelos socioeconómicos distintos, contribuyendo a la conformación de ciudades, culturas y economías regionales. En los últimos 25 años se ha presentado un nuevo pulso bajo un esquema socioeconómico muy distinto a los anteriores. La minería actual en volumen y producción está centrada en minerales metálicos a gran escala, la cual representa escasos beneficios económicos a nivel regional [corto plazo] y elevados impactos ambientales en estas regiones [corto y largo plazo]". El artículo completo se puede consular en http://otrosmundoschiapas.org/index.php/temas-analisis/32-32-mineria/2042-concesiones-mineras-en-areas-naturales-protegidas-de-mexico.

Claves

Minería y ANP

Ley minera
Artículo 20. "Las obras y trabajos de exploración y explotación de carbón en todas sus variedades, en terrenos amparados por asignaciones petroleras sólo podrán ejecutarse con autorización de la Secretaría, la que solicitará opinión a la Secretaría de Energía para fijar las condiciones técnicas a que deben sujetarse los mismos.

"Las obras y trabajos de exploración y de explotación que se realicen dentro de poblaciones, presas, canales, vías generales de comunicación y otras obras públicas, en los zócalos submarinos de islas, cayos y arrecifes, el lecho marino y el subsuelo de la zona económica exclusiva, en las áreas naturales protegidas, así como las que se efectúen dentro de la zona federal marítimo terrestre, únicamente podrán realizarse con autorización, permiso, o concesión según el caso, de las autoridades que tengan a su cargo los referidos bienes, zócalos, lecho marino, subsuelo, las áreas o las zonas citadas, en los términos que señalen las disposiciones aplicables".

Artículo 27. "Los titulares de concesiones mineras, independientemente de la fecha de su otorgamiento, están obligados a: [...] IV. Sujetarse a las disposiciones generales y a las normas oficiales mexicanas aplicables a la industria minero-metalúrgica en materia de seguridad en las minas y de equilibrio ecológico y protección al ambiente

Artículo 39.- "En las actividades de exploración, explotación y beneficio de minerales o sustancias, los concesionarios mineros deberán procurar el cuidado del medio ambiente y la protección ecológica, de conformidad con la legislación y la normatividad de la materia".

Reglamento de la ley minera

Artículo 57.- "Los titulares de concesiones mineras o agrupamiento de éstas o quienes lleven a cabo obras y trabajos mediante contrato, deberán designar como responsable del cumplimiento de las normas de seguridad en las minas a un ingeniero de minas que cuente con cédula profesional, siempre y cuando las obras y trabajos involucren a más de nueve trabajadores en el caso de las minas de carbón y más de cuarenta y nueve trabajadores en los demás casos.

"Para la realización de obras o actividades de exploración, explotación y beneficio de minerales o sustancias, los titulares de concesiones o asignaciones mineras deberán cumplir con las distintas legislaciones federales y estatales que apliquen al tipo de operación de que se trate".

Claves

Territorio y concesiones mineras, por estado

Aguascalientes, 145 concesiones, 96,484.5 hectáreas
Baja California, 659 concesiones, 2 millones 070,093.8 ha
Baja California Sur, 164 concesiones , 800,030.8 ha
Campeche, 14 concesiones, 1,954.4 ha
Coahuila, 1,990 concesiones, 3 millones 196,905.7 ha
Colima, 315 concesiones, 232,291.5 ha
Chihuahua, 3,496 concesiones, 2 millones 591,162.7 ha
Chiapas, 91 concesiones, 1 millón 104,671.2 ha
Durango, 3,642 concesione, 2 millones 975,524.9 ha
Guerrero, 713 concesiones, 1 millón 334,832.5 ha
Guanajuato, 627 concesiones, 337,540.6 ha
Hidalgo, 424 concesiones, 106,867.6 ha
Jalisco 1,567 concesiones, 1 millón 937,984.4 ha
Estado de México, 258 concesiones, 212,779.6 ha
Michoacán, 899 concesiones, 1 millón 096,337.1 ha
Morelos, 49 concesiones, 34,237.4 ha
Nayarit, 458 concesiones, 517,936.4 ha
Nuevo León, 567 concesiones, 644,266.9 ha
Oaxaca, 355 concesiones, 710,563.7 ha
Puebla, 315 concesiones, 259,464.2 h
Querétaro, 379 concesiones, 118,887.5 ha
Sinaloa, 1,572 concesiones, 1 millón 438,841.4 ha
Sonora, 4,590 concesiones, 5 millones 118,566.9 ha
San Luis Potosí, 693 concesiones, 943,070.6 ha
Tabasco, 3 concesiones, 2,413 ha
Tamaulipas, 154 concesiones, 119,010.3 ha
Tlaxcala, 2 concesiones, 4,018 ha
Veracruz, 88 concesiones, 214,691.9 ha
Yucatán, 24 concesiones, 58,435.6 ha
Zacatecas, 2,570 concesiones ,2 millones 826,736.6 ha

TOTAL NACIONAL: 26,823 concesiones 31 millones 106,602.3 ha

Fuente: Secretaría de Economía, con datos a 2014

(Click en la imagen para ver más grande)

SRN