REPORTAJE | POR MILENIO DIGITAL

Que los concesionarios cumplan con su parte

Lo acordaron desde hace un año: Blas Flores Mones

Las familias gastan un tercio en el pago de sus traslados; la mayoría usa hasta tres rutas para llegar sus centros de trabajo.

Quienes hacen uso de él, tampoco lo respetan.
Quienes hacen uso de él, tampoco lo respetan. (Enrique Hernández)

Estado de México

El vicario de la diócesis de Ecatepec, Blas Flores Montes llamó a los concesionarios, trabajadores del volante y autoridades del ramo a poner orden y cumplir con los compromisos de hace un año para el reordenamiento del transporte en la entidad, pues hasta el día de hoy persisten las irregularidades y el maltrato al pasaje.

Indicó que los comentarios que recibe de quienes emplean el transporte público todos los días son malos, pues se quejan del mal servicio que reciben porque los choferes conducen sin precaución, utilizan vocabulario altisonante, no se visten adecuadamente y en algunas ocasiones no se respeta la tarifa fijada por la autoridad.

Expuso que ante la necesidad que hay de que los habitantes se trasladen de un lado a otro, siempre se han mostrado dispuestos a cumplir con el pago que fijen las autoridades y los propietarios de los vehículos, pero por ello piden el mejoramiento en el servicio.

Dijo que por estas razones, tanto los permisionarios como las autoridades de transporte en la entidad deben cumplir cada uno con la parte que les corresponde para garantizar al usuario calidad en los traslados que realizan diariamente, "es triste observar que los acuerdos no se cumplen".

Todos los involucrados deben dialogar y hacer consensos para mejorar el servicio para todos los usuarios y lamentó que en nuestro país todavía no se logre un transporte seguro, eficaz, rápido y económico, como el que funciona en otros países.

CARO Y MALO

La población del Estado de México es rehén de un servicio de transporte público de pasajeros caro y de mala calidad, sostuvo el presbítero Raúl Martínez.

El también integrante de la Coordinación de Pastoral Social de la Provincia Eclesiástica de Tlalnepantla, advirtió que la escalada de aumentos que resiente la ciudadanía podría derivar en una inestabilidad social debido a que casi una quinta parte de los pobres y miserables del país, residen en el Estado de México y el Distrito Federal; pero es la entidad la que alberga la mayor parte.

Ayer incrementó el gas y la gasolina y con esto las posibilidades de que las familias progresen es prácticamente imposible, pues muchas gastan más de un tercio en el pago de tarifas del transporte, que en su mayoría utiliza hasta tres rutas para llegar a sus centros de trabajo.

Este problema, para los diferentes órdenes de gobierno no debe resumirse a una "cuestión de dinero, sino de sensibilidad social". Independientemente de este aumento a la tarifa, avalada por el

gobierno estatal, ya se preveía una situación compleja para 2014, con afectaciones graves para los sectores más pobres, dijo el religioso.

Criticó con severidad la improvisación de conductores, quienes no cuentan con la suficiente capacitación sobre el trabajo de gran responsabilidad que realizan y los ejemplos se multiplican en las zonas más empobrecidas "donde las unidades chatarra son una constante y en ocasiones operadas por menores de edad.

HACEN LO QUE QUIEREN

El costo del transporte público de pasajeros no es proporcional con la calidad del servicio ofrecido, a pesar de que se cumplirá un año del último incremento al pasaje, por lo que las autoridades deberán regular este rubro que atenta contra la integridad de los usuarios pues hacen paradas y suben pasaje en el segundo carril poniendo en peligro su vida, afirmó el vicario general de la Diócesis de Nezahualcóyotl, Jesús Zavala López.

Concretamente en los municipios de Los Reyes La Paz, Nezahualcóyotl e Ixtapaluca, donde tiene jurisdicción la orden diocesana, "en realidad no se ha mejorado la calidad del transporte".

Calificó como un agregado de este sistema de transporte la Línea 3 del Mexibús, "salvo eso, son los mismos chimecos, microbuses, combis que han sobrevivido del pasaje, pero el transporte no ha mejorado".

Lamentó que la Policía de Tránsito no pueda ordenar al sector, "definitivamente siempre hay un gran desorden en las calles como parte de la operación de este servicio, por ello se requiere que mejore lo que ofrecen.

"Los usuarios han estado serenos, pero sí se merecen un mejor transporte", añadió. Aprovechó para señalar que en el caso del Distrito Federal, el Metrobús ha mejorado aún con la salvedad de que ciertas rutas mantienen un proceso de mejoramiento, "pero lo que es en el Estado de México, no se ha mejorado definitivamente".

SIN SEGURIDAD EL VIAJERO

Zavala López observó que es importante resaltar la seguridad del viajero,al cual se le pone en riesgo porque los choferes hacen paradas inadecuadas en el segundo carril, por lo que había que ordenar este tema.

Explicó que el usuario ha sido humillado a los ojos de las autoridades, "comenzando porque ni siquiera se les asignan lugares específicos a las empresas para sus maniobras, ascensos y descensos de los pasajeros, tenemos años y años, han dejado a los grupos de las diversas rutas que hagan lo que les venga en gana, o sea que no hay orden por parte de las autoridades".

OPORTUNIDAD

El delegado de la Canapat en el Estado de México, Odilón López Nava aseguró que el servicio urbano en la región del Valle de Toluca está ante la oportunidad no solo de concretar mejoras, sino de consolidar a las empresas y la calidad general de los servicios.

Actualmente existe mucho por hacer, ya hay un planteamiento específico de la autoridad y un compromiso de los empresarios.

El sector respalda las diversas políticas públicas que se impulsan, entre las cuales está la instalación de dispositivos para mejorar la seguridad tanto de taxis como de unidades de ruta fija.

Hay avances aunque no a la velocidad que se quisiera, pero en el mediano plazo las unidades cuentarán con elementos como los botones de pánico, las cámaras de video-vigilancia y localizadores GPS, entre otras medidas.

(Con información de Alejandra Gudiño, Ana Salazar, Arturo Morales y Luis Contreras)