Es más repugnante la discriminación: LGBT

En la columna "Episcopeo" en Durango, el Arzobispo Emérito Héctor González llamó "repugnante" a la homosexualidad, por lo que la comunidad aseguró que son declaraciones para llamar la atención.
Comunidad LGBT en Durango respondió a las declaraciones homofóbicas del arzobispo Emérito Héctor González.
Comunidad LGBT en Durango respondió a las declaraciones homofóbicas del arzobispo Emérito Héctor González. (Archivo)

Durango, Durango

Luego de que en la columna religiosa denominada "Episcopeo", que cada domingo emite la Arquidiócesis de Durango, el arzobispo Emérito Héctor González llamara "repugnante" a la homosexualidad, las comunidades de la diversidad sexual respondieron y lamentaron que un personaje que debe llamar al amor y la cordialidad, se exprese de esa manera.

Selena Name, presidenta de la organización "Nosotras, Nosotros", respondió este escrito asegurando "que es más repugnante la discriminación como tal, son personajes católicos que deben profesar el amor al prójimo y aquí hay una clara discriminación".

"Además no es la primera vez y sabemos que el Arzobispo actual, José Antonio, no se ha expresado de un forma tan discriminativa hacia la comunidad".

"No debemos actuar en forma despectiva o con una demanda contra la iglesia, si sabemos que es un solo personaje el qué se está manifestando".

Agregó que en el caso de Héctor, es un personaje que solo quiere hacerse notar y aprovecha cualquier espacio o medio para lograrlo.

Aseguró que la comunidad LGBT, habrá de revisar el texto que menciona en su escrito, ("La Edad para el Matrimonio"), porque al parecer hay otro personaje católico que también lo está respaldado.

"Por eso hay que revisar y sobre todo hay que tener en cuenta que no es la Iglesia como institución, sino un personaje, entonces no tenemos por qué actuar contra la iglesia", señaló.

Selene Name recordó que la comunidad Gay de Durango siempre ha buscado diálogos abiertos, basados en el respeto no solo con la iglesia católica, sino con todas las creencias religiosas y sus representantes, para entablar acciones y trabajar con herramientas.

De igual forma comentó que desde ocasiones anteriores, donde habían tenido agresiones por parte de figuras políticas, las diversas comunidades habían trabajado conjuntamente para entablar demandas, pero en este caso, piensa que es mejor primero revisar el texto, analizarlo y poder tener pruebas contundentes.

"Decir que somos repugnantes, lastima, porque somos seres humanos", dijo al referirse al calificativo que el Arzobispo Emérito lanzó sobre la comunidad homosexual y agregó:

"Con este tipo de declaraciones, lo único que hacen es difundir la discriminación y homofobia, que precisamente nosotros estemos expuestos a ataques incluso contra nuestra vida", concluyó.

JFR