Comuneros nayaritas rechazan expropiación a favor de hidroeléctrica

La asamblea de San Pedro Ixcatán decidió actualizar el padrón general de comuneros; señalan a la visitadora agraria porque "no cuenta con información suficiente para asesorar la asamblea".

Guadalajara

Comuneros de San Pedro Ixcatán, en la parte baja del río San Pedro, al norte del estado de Nayarit, se encuentran inconformes por la acción de la visitadora agraria, Margarita Fermín Villarreal, la cual, en la asamblea general ordinaria de  San Pedro Ixcatán del  24 de noviembre, "impulsa con engaños la emisión de dos convocatorias para verificarse durante el 3 de diciembre con diferencia de una hora".

En la primera asamblea se buscaría  sancionar a  404 comuneros que acumulan seis inasistencias e inhabilitarlos para la siguiente asamblea programada para una hora después.  Lo que significa que tan sólo 224 comuneros, de un total de 920 que integran el padrón, podrán tener voz y voto en una asamblea que tiene entre otros  objetivos, que se autorice la realización de “estudios técnicos de medición para el inicio de procedimiento de expropiación” y otros puntos relacionados con la expropiación de la tierra que dice será “para el desarrollo del proyecto hidroeléctrico las cruces”, según aparece en la redacción de la convocatoria, señalaron los quejosos por medio de un comunicado enviado a MILENIO JALISCO.

"La asamblea decidió que es prioritario realizar la actualización del padrón general de comuneros en los siguientes términos: 1)Dar de baja a los fallecidos 2)Incluir a los nuevos comuneros, así como entregar certificados a los que ya han sido aceptados (y que por trámites administrativos, aún no poseen dicho certificado). La actualización del padrón en los términos citados, tiene como intención que los comuneros cuenten con todos los derechos que les corresponden entre ellos, el derecho de votar y ser votados. Aunado a lo anterior, la asamblea determinó rechazar toda convocatoria que incluyera nuevas solicitudes de autorización para los trámites de expropiación y demás relacionadas con la construcción de la hidroeléctrica Las Cruces”.

El documento agrega: "Los comuneros reiteraron que no quieren autorizar los permisos de expropiación  para la construcción de la hidroeléctrica, a lo que la vistadora Fermín aseveró con voz enérgica: 'Las convocatorias se les modificó por un inicio de estudio, no hay nada de expropiación, no hay nada…'. Se le cuestionó sobre los estudios de la Comisión Federal de Electricidad, a lo que respondió: 'Señores, hasta yo no puedo darles información al respecto porque yo desconozco de los estudios que va elaborando la Comisión Federal…".

Las acciones por parte de CFE  y la visitadora agraria "sugieren que existe un empeño en lograr la autorización de la presa “Las Cruces” a como dé lugar, violentando los derechos de los comuneros, tergiversando información, promoviendo acciones favorables al proyecto e intentando manipular asambleas. Los Consejos Indígena Náyeri e Intercomunitario, condenamos  la actuación de la CFE y la Procuraduría Agraria y exigimos respeto al derecho a la información, a la consulta y a la libre determinación de los pueblos", destacan los comuneros quejosos.