Nombrarían auditor a más tardar en noviembre

Mientras que el diputado priista Francisco Cienfuegos afirma que nombrarán al titular del ASE en próximos meses, el legislador del PAN Alfredo Rodríguez señala que éste debe tener independencia.
Francisco Cienfuegos, legislador local del PRI.
Francisco Cienfuegos, legislador local del PRI. (Especial)

Monterrey

El Grupo Legislativo del PRI en el Congreso de Nuevo León se comprometió a sacar adelante el nombramiento del auditor superior del Estado entre los meses de octubre y noviembre, mientras que Acción Nacional pidió que el compromiso fuera a votar a un auditor con total independencia a partidos políticos.

A seis meses del fallecimiento del auditor superior, Sergio Marenco Sánchez, en marzo de este año, la presión para que los legisladores locales nombren al nuevo titular de la ASE han ido en incremento.

Esto, aunado a las acusaciones mutuas entre el PAN y el PRI sobre quién está bloqueando la elección del nuevo auditor.

En este sentido, el diputado local del PRI, Francisco Cienfuegos Martínez aseguró que a más tardar en los meses de octubre o noviembre se espera contar con un nuevo titular de la ASE de Nuevo León. 

“Uno de los grandes pendientes es nombrar a un auditor superior del Estado, tenemos que iniciar una nueva convocatoria pública, los 20 anteriores participantes no podrían participar en esta nueva convocatoria, y poder lograr un consenso para elegir a un nuevo auditor superior del Estado, creo que es una de las grandes prioridades del Congreso.

“En este periodo tiene que salir, antes, yo esperaría que en el mes de octubre, a más tardar noviembre, porque hay que esperar los tiempos de una convocatoria pública, tienes que dejar unas tres semanas abierta la convocatoria y eso es lo que nos va a llevar a que se retrase un poco la selección”, expresó Cienfuegos Martínez.

Por su parte, el líder de la bancada local del PAN, Alfredo Rodríguez Dávila, dijo que se requiere presión social para que el PRI acceda a sacar adelante el tema pues insistió en que es el Revolucionario Institucional el más beneficiado con la ausencia de un auditor.

“Es importante que haya presión social, a mí me tocó vivir la elección de Marenco, tardamos año y medio, hasta que llegó un punto en que era insostenible, necesitamos llegar de nuevo a ese punto y Acción Nacional levanta la mano y dice: ‘Queremos a un nuevo auditor’”, manifestó Rodríguez Dávila.

Por otra parte, señaló que el compromiso del PRI no debería ser a votar al nuevo titular de la ASE, sino a que éste sea un candidato totalmente independiente y no a su conveniencia como lo ha intentado hacer.

“No es una cuestión que ningún partido o ningún diputado pueda comprometerse, se requieren dos terceras partes de la Legislatura, a lo que hay que comprometerse es a que se busque un perfil independiente.

“Si yo me comprometo a poner mi voto para que salga alguien que va a ser mi palero, o que está muy relacionado con mi partido, pues entonces no estoy teniendo la buena fe que estamos buscando tener”, dijo el panista.

Alfredo Rodríguez Dávila recordó que con Marenco Sánchez el Congreso del Estado se tardó año y medio en nombrarlo, hasta el 2007, cuando el extinto contador fue nombrado por ocho años Auditor Superior del Estado, por lo que es un escenario que no quieren repetir.