Temaca ratifica "abusos" de la CEA

Piden que se reconsidere medidas cautelares por parte de la CEDHJ
Temacapulín, Acasico y Palmarejo serán inundados por las obras de la presa
Defensores de Temacapulín señalan hostigamiento y amenaza (Nacho Reyes)

Guadalajara

La Comisión Estatal del Agua de Jalisco (CEA), por un lado ha rechazado las medidas cautelares que estableció la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Jalisco en el caso de la queja de los habitantes de Temacapulín, pero el rechazo es una actitud "dolosa y falsa", dado que quienes se oponen al proyecto de la presa El Zapotillo padecen hostigamiento y amenazas, advierte el abogado de los quejosos, Guadalupe Espinoza Sauceda.

"Es evidente el hostigamiento, la presión y el chantaje que están sufriendo hoy en día los habitantes de Temacapulín, Acasico y Palmarejo, por lo que pido se realice una inspección ocular en las comunidades mencionadas y se recaben testimonios y se dé fe pública de lo que la CEA ha hecho o la organización México Sustentable, que le hace el trabajo sucio al gobierno federal [en este caso, al organismo de cuenca Lerma Santiago Pacífico, dependiente de la Comisión Nacional del Agua] como al gobierno de Jalisco, siendo una de las personas afectadas en Temacapulín, el señor Braulio Torres Gómez, a quien la CEA obligó a tumbar su casa en el mes de mayo pasado, si es que quería irse a vivir a Talicoyunque", señala en un escrito entregado al tercer visitador de la CEDHJ, Aldo Iván Reinoso Cervantes.

El ciudadano se regresó del terreno del Nuevo Temaca, pero no tiene casa dónde habitar. Asegura el defensor de los quejosos que ese tipo de negociaciones, en lo individual, están dejando en la indefensión a los moradores del poblado, en busque de mermar al movimiento organizado contra la megaobra.

"La gente de Temacapulín no quiere que se derribe ni una casa más, que no hostiguen y no molesten, y que el comando especial que encabezará el secretario Miguel Castro Reinoso no se instrumente".

Esto lleva a pedir que se reconsidere emitir medidas cautelares ante la presunta omisión de las autoridades y la simulación en el respeto a los derechos humanos. El escrito se entregó ayer, a cinco días de la cita que tuvo el ombudsman estatal con los defensores de los poblados amenazados con la inundación por la presa.

La reunión del 20 de septiembre fue entre el Comité Salvemos Temacapulín, Acasico y Palmarejo y sus socios y defensores, con el presidente de la CEDHJ, Alfonso Hernández Barrón. El vocero del comité, Gabriel Espinoza Íñiguez, pidió: "queremos que se cumplan las recomendaciones y no solo sean simbólicas", a lo que el ombudsman aseguró que refrenda su compromiso con el cumplimiento de los derechos humanos y que en el caso de Temacapulín "se ha dado cuenta del amor que le tienen a la tierra y de ahí su visita después de que lo nombraran titular de esa dependencia". Que no le gustan las estridencias y que le gusta hacer más el trabajo en forma, considerándose un defensor de los derechos humanos y que van hacer mucho mejor el trabajo que el que venían haciendo y que se inicia una nueva época en la CEDHJ", según el testimonio de Espinoza Sauceda.

SRN