Jalisco arde: 76 mil ha quemadas

Mayo ha sido el mes más complicado para la entidad
Prácticamente todas las regiones colindantes del estado han ardido
Prácticamente todas las regiones colindantes del estado han ardido (Agustín del Castillo)

Guadalajara

Jalisco está rompiendo todos los hitos recientes en materia de superficie dañada por incendios forestales: el corte más reciente de la Comisión Nacional Forestal, con datos del 1 de enero hasta el pasado 18 de mayo, señalan que la entidad tienen 75,713 hectáreas afectadas, más de 35 mil ha por arriba del segundo lugar, el más grande y boscoso estado de Oaxaca, que rebasa 40,489 ha.

La entidad ya tiene meses al frente del listado de daños, y el dato preliminar ha superado de forma amplia lo que acumuló en 2016: hasta agosto eran 55 mil ha en 2016.

Mayo ha sido de lejos el mes más complicado: apenas el 4 de mayo, la entidad encabezaba el registro, pero con menos de la mitad de la superficie: 35,574 hectáreas. Ya se había contabilizado el siniestro de La Primavera que generó un par de días de emergencia ambiental, lo que significa que esta contabilidad superior al doble se dio los siguientes quince días. Un indicativo es la sucesión de declaratorias de emergencias ambientales que se emitieron por la Secretaría de Medio Ambiente y Desarrollo Territorial (Semadet), en municipios de prácticamente todas las regiones colindantes con bosque: Tala, Ameca, Ahualulco, Mascota, Autlán, El Grullo, Atenguillo, Juchitlán, Tequila, Magdalena, entre otros.

Son 389 incendios con un promedio de 194.64 hectáreas afectadas, 55,432 ha de estrato herbáceo, 3,469 ha de arbolado adulto, 590 ha de renuevo de árboles y 16,622 ha de arbustos.

Una de las claves de esta estadística desastrosa es la falta de gobernabilidad ambiental: un aspecto esencial es la prácticamente nula aplicación de la norma oficial mexicana 015 SEMARNAT/SAGARPA en materia de manejo de fuego, y el incumplimiento de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa) de los convenios firmados con la Comisión Nacional Forestal (Conafor) para no otorgar estímulos y subsidios a actividades agropecuarias que deterioran los bosques y selvas (MILENIO JALISCO, 12 de mayo de 2017).

MEMLL