Comercios del centro temen denunciar robo

Los titulares de la Canaco y ARCIM en Tampico señalaron que por ello prefieren tomar sus propias medidas de seguridad, sin embargo se siguen resistiendo a señalar delitos.
Los comercios tienen que colocar grandes anuncios donde muestran a quienes les han robado.
Los comercios tienen que colocar grandes anuncios donde muestran a quienes les han robado. (José Luis Tapia)

Tampico

Los comerciantes de la zona centro en el municipio de Tampico, no denuncian los robos, incluso los de farderos, ante las autoridades de seguridad competentes por miedo a represalias futuras por parte de los delincuentes y en este sentido, se sienten vulnerables a sufrir algún tipo de violencia.

La Cámara Nacional de Comercio (Canaco) y la Asociación Regional de Comerciantes e Industriales Mexicanos (ARCIM) de la localidad, expresan que los empresarios prefieren tomar sus propias medidas de seguridad, utilizando cámaras de vigilancia, sistemas de alarma y contratando personal de empresas privadas.

El presidente de la ARCIM, Alfonso Celestino Uresti, expresó que el hecho de denunciar este tipo de incidentes pone en riesgo el negocio y la misma integridad física de los empresarios. Dijo tener el conocimiento de algunos casos en particular, de los cuales prefirió omitir los detalles, pero aclaró que las personas que comenten acciones ilícitas arremeten de inmediato contra los comerciantes que los señalan como culpables.

"Tenemos varios ejemplos que no podemos mencionar, pero si denunciamos esto trae consejo a tu persona, los delincuentes toman represalias, denuncias e inmediatamente ellos ya saben y les va peor, entonces todo mundo tiene miedo a denunciar".

De igual forma el presidente de la Canaco en Tampico, Carlos Delgado Argüelles, puntualizó que por parte de este organismo se está fomentando la denuncia para que las autoridades den con los responsables, sin embargo, no todos deciden hacerlo.

Cabe señalar que ante esta situación, hay propietarios de negocios en el primer cuadro de Tampico, que han expuesto al público los rostros de los delincuentes que han sido sorprendidos por las cámaras de seguridad, como una propia medida preventiva para evitar que se sigan registrando robos.

Al respecto, Delgado Argüelles mencionó que no es recomendable que se realicen este tipo de acciones porque corren el mismo riesgo de sufrir represalias, dado que los amantes de lo ajeno estarán conscientes de que los tienen bien identificados.

"Los exponen por la desesperación de que prontamente sean capturadas esas personas, nosotros en cámara la mayoría de los comercios no acostumbran a poner las fotos de los asaltantes por seguridad y porque tememos a alguna represalia".

Lo que hacen la mayor parte de los empresarios es denunciar de forma anónima a los teléfonos de emergencias en caso de percatar el hecho en el momento que se esté suscitando, solicitando la presencia de los elementos federales a cargo de la seguridad en la zona.

"En caso de sufrir algún robo o hecho ilícito, hacen la denuncia en caso de extorsión o robo, pero de manera anónima a los teléfonos directos de seguridad pública, pero aparte de la denuncia anónima tenemos medidas de seguridad con cámaras de vigilancia y sistema de alarma".

Por lo contrario de ARCIM, en donde su titular Alfonso Celestino aseguró que esta puede ser una muy buena medida para ahuyentar a los delincuentes, debido a que podrán ver que el negocio sí cuenta con los instrumentos necesarios para identificarlos.

"En la última junta que tuvimos se comentó eso, de exponer a los farderos al público, hay inquietud por buscar formas para tener más seguridad, esa opción es una de ellas, publicar a las gentes que tienen conductas antisociales, ojalá y lo pusiera todo mundo".

Expuso que a pesar de los esfuerzos que se están haciendo por parte de los tres órdenes de gobierno en materia de seguridad, los robos se siguen presentando en la zona centro, por ende, los mismos comercios han implementado sus propias medidas.

"Antes solo lo veíamos en los bancos o en algunos lugares reconocidos, pero pensamos que eso también se podía hacer acá en el centro, porque están pasando cosas a pesar de los esfuerzos de las autoridades, la gente sigue con estas conductas, entonces hay que cuidarse".

Ambas instituciones empresariales, coincidieron en que otra de las causas que propician la falta de denuncias, es que los procesos son muy largos y hay que cumplir con una serie estricta de requisitos, que representa una pérdida de tiempo para los locatarios.

"A lo mejor no les interesa o se robaron algo mínimo que no vale la pena ni la denuncia, solo sería gastar tiempo y dinero, porque están los típicos farderos que se robaron un shampoo o algo pequeño, pues no vale la pena acudir solo por eso", agregó el presidente de la Canaco.

Por último recomendaron a la iniciativa privada invertir en sistemas de alarma, que a pesar de que representan un gasto extra a la larga pueden ser convenientes considerando el robo hormiga que se presenta paulatinamente