Color de piel influye en los contratos laborales

Entre más clara considera una persona que es su piel, mejor nivel tendrá de escolaridad, salario y empleo, refiere estudio de movilidad social del Inegi.
La segregación en diversas compañías comienza desde el proceso de reclutamiento.
La segregación en diversas compañías comienza desde el proceso de reclutamiento. (Archivo)

Monterrey

La discriminación en México no solo está dirigida hacia algún género, preferencia sexual o personas con discapacidad, sino que también se da por color de piel, de acuerdo con diferentes estudios.

Lo anterior tiene un impacto directo en las oportunidades escolares y laborales; entre piel más oscura, menores oportunidades tendrá en su vida.

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) recientemente dio a conocer su estudio de Movilidad Social Intergeneracional, en donde en el apartado de percepción de movilidad social por autoreconocimiento de color de piel  refiere que entre más clara considera una persona que es su piel, mejor nivel tendrá de escolaridad, salario y puesto laboral.

Es decir que entre más oscuro es el color de piel, los porcentajes de personas ocupadas en actividades de mayor calificación se reducen, mientras que cuando los tonos de piel se vuelven más claros, los porcentajes de ocupados en actividades de media y alta calificación se incrementan

Un estudio realizado por el Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social (Ciesas) reveló que la discriminación por color de piel en países como México, Perú, Brasil y Colombia influye en el desarrollo laboral de las personas.

MILENIO Monterrey pudo entrevistar a cuatro empleadores de diferentes tamaños y giros económicos, quienes son los encargados de reclutar a trabajadores en su día a día, y se les cuestionó sobre si el color de piel influía en las decisiones de contratación.

Los entrevistados, quienes prefirieron se omitiera sus apellidos y empresas en las que laboran, coincidieron que no se trata de políticas internas de la empresa, o algo que hagan conscientemente, pero sí impacta sobre todo en el tipo de puesto que estén buscando reclutar.

“No te das cuenta que lo haces, pero sí influye bastante. Yo por ejemplo, trabajo reclutando a operarios y técnicos, y pues la mayoría terminan siendo morenos.

“Cuando busco puestos más altos, mi mente inmediatamente piensa en personas de piel clara pero no porque me lo pidan, solo es como natural para mí”, argumentó Lucila, quien trabaja en el departamento de recursos humanos de una empresa de manufactura en la localidad.

Carlos, quien trabaja para una empresa del sector financiero, explicó que no se le pide algún tipo de persona o físico a la hora de buscar a nuevos empleados, pero sí reconoció que en los altos puestos predominan las personas de tez clara, incluido él.

“Mira, no me había dado cuenta hasta que me dijiste, y me puse a pensar y ver a la gente de la oficina y todos los diferentes puestos que tienen, y me di cuenta de que sí. No soy el único de Recursos Humanos ahí, y no te voy a decir que yo tengo toda la culpa, tal vez la tenemos todos. Pero sí.... es cierto, entre más alto el puesto de la persona, como que más blancos se ponían”, mencionó.

Para dos trabajadores de una empresa legal, el tema puede ser discutido más abiertamente entre los altos directivos de la empresa, ya que por el tipo de trabajo que realizan les solicitan “muy buena presentación”.

“No lo publicamos en las bolsas de trabajo, ni nada, pero nos piden cosas muy específicas dependiendo del puesto. Por lo general: venir de alguna de ‘estas’ escuelas, tener tal especialización, tener carro (que funcione bien, no quieren a gente que se quede tirada), y muy, muy buena presentación tanto en hombres como mujeres, y, por lo general, se eligen a los ‘güeros’ bonitos”, explicaron Alejandro y Roberto.

Pablo Rojas Durán, director del Instituto de Derechos Humanos de la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH), explicó que en la entidad es difícil saber sí la cuestión de color de piel es lo que le impidió a una persona acceder a un puesto.

“A veces es complicado determinar, sobre todo en cuestiones laborales, porque no te dicen los empleadores por qué no te contrataron. Uno puede presumir que fue porque estaba embarazada, por el color de piel, por el aspecto o un tatuaje. Es muy complicado, aunado a que en el tema laboral es de una competencia limitada las cuestiones de derechos humanos”, argumentó.

La problemática

La discriminación en México no solo está dirigida hacia algún género, preferencia sexual o personas con discapacidad, también se da por color de piel.

Fenómeno racial tiene un impacto directo en las oportunidades escolares y laborales; entre piel más oscura, menores oportunidades tendrán en su vida.

Empleadores de la entidad coincidieron que el color de piel es determinante para el tipo de puesto que están buscando reclutar.