Baches y falta de agua, los problemas de Santa Rosa

El poco líquido en el fraccionamiento de Gómez Palacio es reciente, pero los enormes pozos que invaden el pavimento tienen años de existir y cada vez son más grandes, debido a las lluvias.
En el Fraccionamiento Santa Rosa de Gómez Palacio, vecinos denuncian falta de agua y existencia de enormes baches.
En el Fraccionamiento Santa Rosa de Gómez Palacio, vecinos denuncian falta de agua y existencia de enormes baches. (Alberto Robledo)

Gómez Palacio, Durango

Un río de baches y ausencia de agua, son los problemas que se presentan en el Fraccionamiento Santa Rosa del municipio de Gómez Palacio.

La falta del líquido de acuerdo con los colonos, es reciente, aunque se presenta de manera intermitente, pero los baches se han mantenido (y agrandado) con el paso de los años, ninguna de las administraciones pasadas les dio solución.

Esta condiciones se ven principalmente en la avenida Desierto, entre Paseo y Alfonso Ramírez Leyva (estas dos son las principales entradas al fraccionamiento).

Toda la carpeta asfáltica es inestable, tiene grietas, baches y bordos que existen desde hace años, pero que se agravaron con el paso de las precipitaciones recientes.

"Yo ya tengo 4 años viviendo aquí y así han estado siempre. Sí se agravaron más con las lluvias, sobretodo la del Oxxo (sobre la Ramírez Leyva)", señaló Juana María, habitante del fraccionamiento.

También apuntó que si bien no ha habido accidentes de gravedad, a algunos vecinos sí se les han reventado las llantas al pasar por los pozos, además de que el peligro no deja de ser latente debido a que la avenida Desierto es una de las principales Santa Rosa.

"Cuando andan pasando los de los partidos así levantando encuestas es lo primero que les decimos, de la carretera y todo. Ese es mayor problema de la colonia, junto con la falta de agua", agregó Juana María.

Este último problema mencionado es más reciente, según acotó Alma, habitante de Santa Rosa, quien aseguró que antes de la semana que pasó nunca habían tenido una situación de este tipo.

Como se repite en muchas otras colonias del municipio, los colonos tienen que levantarse desde muy temprano para alcanzar a juntar el agua que sale por algunas horas durante la mañana.

Recogen cubeta tras cubeta para lograr solventar sus necesidades de la jornada: bañarse, lavar los platos, bajarle al sanitario, limpiar su hogar, entre otras cosas.

"Sale desde la mañana como hasta el mediodía, luego ya no sale nada y en la noche es peor. Hasta ahorita no han venido a hacer nada. Tal vez se cayó un colector, o quien sabe", manifestó Alma.

JFR