Tres colonias exigen limpieza constante ante mal olor y moscos

Habitantes del sector aledaño señalan que las autoridades se olvidan de fumigar.
Hay un canal que lleva basura y descarga en la laguna.
Hay un canal que lleva basura y descarga en la laguna. (Verónica Cruz)

Reynosa

Al menos tres colonias de este municipio son las más afectadas con la presencia de animales muertos o desechos fecales que presenta La Escondida. A decir de los habitantes del sector, la autoridad no se ha encargado de la limpieza del sitio, lo que genera malos olores y la formación de moscos, que ocasionan males en la piel o hasta dengue.

La laguna La Escondida es una reserva natural cuya superficie territorial supera las 320 hectáreas, por lo que abarca cerca de tres colonias: Lázaro Cárdenas, Ampliación y El Anhelo, cuyos habitantes se quejan de lo olvidado que tienen a estos sectores.

“Lo que nos afecta es que tenemos cerca el canalito que desfoga en la laguna y al aparecer los animales muertos nos llega peste como de drenaje y eso nos afecta muchísimo sobre todo en las vías respiratorias porque son aromas que no se soportan”, comentó la señora Guadalupe Sánchez quien asegura por más de diez años ha padecido esa situación en su domicilio ubicado en la calle Almendros de la colonia El anhelo.

De igual modo José Arturo Quiroz Castillo, opinó que hace falta más trabajo por parte de las autoridades y que la gente se concientice en el tema del cuidado del medio ambiente que heredarán a los niños.

“Nos afecta cuando vamos pasando, por el olor, hay mucha peste de animal muerto, mucha basura que obviamente la gente es quien la arroja y está muy mal, a mi me gustaría que se hicieran más campañas de apoyo a los grupos ambientalistas, para el cuidado de la laguna y la fauna que ya no vemos como los pelicanos, los patos muchos animalitos que disfrutaban del entorno”, señaló.

Otra afectación severa que se presentan los habitantes de ese sector aledaño a la Laguna, tal como relata la señora Carmen Rosales de la ampliación Lázaro Cárdenas, es que aunado a las recientes lluvias, se presenta el mosquito trasmisor del dengue y nuevamente enfrentan el indiferencia por parte de las autoridades ahora del sector salud, quienes tienen más de tres meses sin realizar fumigaciones en las márgenes de este cause.

“Afortunadamente no hemos tenido brotes de enfermedades, solo algunos casos de comezón en la piel y es que por los aromas tan horribles que surgen por el drenaje que llega y por la gran cantidad de moscos que han aparecido después de las lluvias y las autoridades parece que se olvidaron de fumigar y es por ello que tememos una reacción alérgica, de nuestros niños sobre todo”, explicó.