Lluvias colapsan avenidas en Monterrey

Inundaciones, accidentes y deslaves fueron las consecuencias de las lluvias de esta mañana en la ciudad.

Monterrey

Diferentes vialidades de la zona metropolitana de Monterrey resultaron colapsadas tras las intensas lluvias que se registraron durante la mañana.

Un ejemplo de esto ocurrió en la carretera Mezquital-Santa Rosa, en el municipio de Apodaca, donde además de los baches, los encharcamientos complicaron la circulación a los automovilistas.

Se estima que al menos cuatro vehículos quedaron varados entre las aguas que acumuló dicha avenida.

Mientras tanto la avenida Nuevo México y San Bernabé, en Monterrey, se convirtió en un caos.

Fuertes corrientes de agua imposibilitaron el flujo vehicular por la zona.

Además, en el bulevar Rogelio Cantú, en el mismo municipio, se registró un deslave en el carril derecho de la arteria.

Usuarios de las redes sociales reportaron la presencia de piedras en Paseo de los Descubridores, en dirección a Paseo de los Leones.

En la avenida Lincoln, a la altura de la calle Ceseña, en Monterrey, las aguas llegaron a una altura elevada para los autos que transitaban por la vía.

Elementos de Tránsito acudieron para resguardar la zona y evitar incidentes.

Asimismo, se reportó que la vialidad de la avenida Raúl Rangel Frías y Lincoln colapsó totalmente debido a las acumulaciones de agua. Al menos dos autos quedaron bajo el agua.

En tanto que en el municipio de San Nicolás de los Garza, el arroyo Topo Chico se desbordó, por lo que fue necesario cerrar la vialidad en Cristina Larralde.

Las autoridades recomendaron evitar circular en los alrededores de dicho arroyo.

Por otra parte, un río paralelo a la carretera Nacional también se desbordó, causando la formación de profundos encharcamientos en la arteria.

Esto sucedió en la circulación de norte a sur, a la altura del restaurante 'Tino', ubicado en el municipio de Santiago.

Todo ello provocó accidentes automovilísticos, por lo cual, las autoridades recomiendan circular con precaución, mantener las luces encendidas y tomar vías alternas si alguna avenida se torna peligrosa.