Podría cocodrilo de Jalisco salir de alta restricción

Expertos se reunirán la próxima semana para revisar los avances en materia de monitoreo y evaluación del estado de conservación del cocodrilo de pantano y el cocodrilo de río en México.
Distribución del cocodrilo de río.
Distribución del cocodrilo de río. (Agustín del Castillo)

Guadalajara

El cocodrilo de río (Crocodylus acutus), que habita los pantanos, esteros y ríos de la costa de Jalisco, no ha sido aún rescatado de su precariedad y por ello es objeto de monitoreo y análisis por expertos nacionales, que se reúnen los próximos 25 y 26 de noviembre en la ciudad de México para discutir de este reptil y de sus parientes cercanos: el cocodrilo de pantano y el caimán.

El cocodrilo que habita el litoral jalisciense, así como otras entidades del Pacífico y la región Sureste mexicana, "se encuentra en la categoría de Sujeta a Protección Especial en la NOM-059-SEMARNAT-2010, como Vulnerable en la Lista Roja de la UICN (2012), en peligro de extinción en la ESA de los Estados Unidos y en el Apéndice I de la CITES, lo cual restringe el comercio internacional de individuos extraídos del medio silvestre".

En este contexto, "la Comisión Nacional para Uso y Conocimiento de la Biodiversidad [Conabio] solicitó apoyo a varios expertos mexicanos en 2012 para recopilar la información disponible sobre el cocodrilo de río en México, evaluar su estatus en la NOM-059-SEMARNAT-2010, en la Lista Roja de la UICN y en la CITES, y valorar la posibilidad de incluirla en la plataforma de monitoreo, así como transferir a la población de México del Apéndice I al II de la CITES, es decir, a una categoría menos restrictiva".

La reunión, en general, tiene el propósito de "revisar los avances en materia de monitoreo y evaluación del estado de conservación del cocodrilo de pantano y el cocodrilo de río en México, así como promover alternativas para su manejo y aprovechamiento sustentables". El taller será inaugurado por Rafael Pacchiano Alamán, subsecretario de Gestión para la Protección Ambiental de la SEMARNAT; José Sarukhán Kermez, coordinador de la Conabio, y Perran Ross del Grupo de Especialistas en cocodrilianos de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (CSG-IUCN).

Participarán cerca de 40 expertos y autoridades de México, Belice, Guatemala y Cuba, así como representantes de empresas líderes de la industria de la moda internacional interesados en el uso sustentable de las pieles de estos reptiles.

"Aunque el cocodrilo de pantano estuvo amenazado en la década de 1970, las acciones para su conservación en México permitieron la recuperación de sus poblaciones. Por ello, actualmente se encuentra en las categorías de menor riesgo, tanto de la NOM-059-SEMARNAT-2010 (Sujeta a Protección Especial), como de la Lista Roja de la UICN (2012, menor preocupación)".

Durante los últimos 12 años, la CONABIO en su calidad de Autoridad Científica CITES de México ha trabajado con el cocodrilo de pantano a través de diversos proyectos nacionales y en colaboración con iniciativas internacionales, proporcionando información científica sobre el estado de conservación de las poblaciones silvestres de la especie.

Con base en lo anterior, en 2010 las poblaciones de México y Belice fueron transferidas del Apéndice I al II de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES), abriendo la oportunidad de un comercio internacional regulado bajo condiciones estrictas.

Al demostrarse científicamente que el cocodrilo de pantano no está amenazado, en 2012 fue eliminado del Acta de Especies en Riesgo de los Estados Unidos (ESA; Endangered Species Act), levantando con ello la prohibición a las importaciones de dicha especie en ese país.

Desde 2011 la CONABIO financia y coordina en México el “Programa de Monitoreo del Cocodrilo de Pantano (Crocodylus moreletii) México-Belice-Guatemala”, el cual tiene por finalidad conocer el estado de conservación y tendencias de las poblaciones silvestres de la especie y su hábitat, para fortalecer la toma de decisiones sobre su conservación, protección, manejo y aprovechamiento sustentable.

Hasta el momento, la Conabio en colaboración con el Instituto de Biología de la UNAM, la Universidad Juárez Autónoma de Tabasco y las Organizaciones CHEBAL JALALAL y Amigos de Sian Ka´an, ha concluido tres temporadas de monitoreo en México (2011-2013).

"En estos 3 años se han realizado más de 577 recorridos por un total de 5,557 km de ríos, lagunas y pantanos, en los que se han observado 3,481 individuos (891 individuos en 2011; 1,257 en 2012 y 1,284 en 2013) y se han capturado 373 (127 individuos en 2011, 122 en 2012 y 116 en 2013), a los cuales se les tomaron datos sobre sexo, medidas, peso y se marcaron con grapas, antes de su liberación, para poder identificarlos en caso de ser recapturados. Los resultados sugieren que las poblaciones se encuentran en buen estado con potencialmente 78,000 individuos en el medio silvestre en México, una estructura poblacional saludable con producción de crías, y una proporción adecuada de juveniles y adultos que presentan un estado de salud aparentemente adecuado (relación talla-peso)", señala un comunicado del organismo.

Considerando el potencial de aprovechamiento sustentable y comercio internacional de pieles de cocodrilo de pantano, Eduardo Escobedo, director de la Plataforma sobre el Abastecimiento Responsable con los Ecosistemas (RESP) con sede en Ginebra, presentará durante el taller una iniciativa de las empresas de la industria de la moda para buscar modelos de negocio que mejoren la cadena de valor de las pieles de cocodrilo de pantano en México.

"De las tres especies de cocodrilos mexicanos, el cocodrilo de pantano y el cocodrilo de río son las dos especies más abundantes; el caimán es el tercero", concluye. Más información en www.conabio.gob.mx