Sacarán de circulación a los vehículos que más contaminan

Podrán operar todos los días si aprueban la nueva Norma Emergente de Verificación Vehicular.
Rafael Pachianno presentó la nueva norma de verificación.
Rafael Pachianno presentó la nueva norma de verificación. (Héctor Téllez)

México

La Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) sacará de circulación los vehículos ostensiblemente contaminantes que transitan en la zona metropolitana del Valle de México, a partir del próximo 1 de julio, con la entrada en vigor de la Norma Emergente de Verificación Vehicular, que establece tres mecanismos de verificación que reducen hasta 83 por ciento los límites máximos permisibles de emisiones contaminantes, y faculta a la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) a realizar la inspección y vigilancia de los verificentros.

“La nueva regulación se aplicará a vehículos particulares, de transporte público y de carga, incluyendo con placas federales. La norma prohíbe la circulación de unidades ostensiblemente contaminantes, que son esas chimeneas rodantes que con toda razón indignan a los ciudadanos, y la norma faculta a las autoridades para poderlos retirar de manera inmediata”, señaló Rafael Pacchiano, titular de la Semarnat en conferencia de prensa, acompañado por los cinco gobernadores y el jefe de Gobierno de la Ciudad de México que integran la Comisión Ambiental de la Megalópolis (Came).

Los vehículos que aprueben la nueva verificación modernizada podrán circular todos los días.

Miguel Ángel Mancera, señaló que los vehículos serán remitidos al corralón en el momento que sean detectados por las secretarías de Medio Ambiente y Seguridad Pública local, en coordinación con la autoridad federal.

Martín Gutiérrez Lacayo, coordinador ejecutivo de la Came, indicó que el protocolo para retirarlos de circulación es una atribución local. Además, la autoridad federal prevé que a esas unidades les quiten las placas.

Instalarán de manera aleatoria sensores de detección remota que por medio de un haz de luz infrarroja o ultravioleta, detecta los vehículos más contaminantes, tanto de gasolina como de diésel, y envía la información a un sistema central que será operado por la autoridad. Actualmente hay cuatro sensores que son capaces de detectar hasta 10 mil unidades contaminantes en un día.

“Se pueden detener o aplicar fotomultas a vehículos ostensiblemente contaminantes por parte de las autoridades locales y la SCT, esta última auxiliada por la Profepa, tratándose de unidades circulando en carreteras federales con placa federal”, indicó la Semarnat.

Para reducir la circulación de las “chimeneas rodantes”, los gobiernos de Puebla, Morelos, Tlaxcala, Hidalgo y Estado de México se comprometieron a homologar los software de sus centros de verificación a los sistemas que ya tiene el Gobierno de la Ciudad de México.

“La CdMx tiene listos los 64 verificentros con el software necesario, con la implementación de información centralizada y con la tecnología que está exigiendo”, dijo Miguel Ángel Mancera, quien reconoció que la nueva norma no es suficiente, “es una medida “emergente y temporal, pero puede prorrogarse”.

“Esto es un primer paso”, por lo que las autoridades locales continúan analizando las propuestas del Centro Mario Molina respecto a aumentar el precio de las gasolinas y los impuestos a los vehículos más contaminantes.

El gobernador del Estado de México, Eruviel Ávila, afirmó que la entidad homologó sus 100 centros de verificación. Graco Ramírez, de Morelos, anunció que la entidad convocará a una licitación pública para adquirir y operar los Verificentros recomendados.

LLEGÓ PARA QUEDARSE

Aunque la NOM-EM-167-SEMARNAT-2016 tendrá una vigencia de seis meses para los estados que conforman la megalópolis,  a partir del 1 de enero de 2017 entrará en vigor de manera permanente también para el resto de las entidades que ya verifican.

Rodolfo Lacy Tamayo, subsecretario de Planeación y Política Ambiental de la Semarnat, explicó que la nueva verificación se realizará dependiendo del modelo, a través de tres modalidades:

La estática para vehículos pesados que no pueden subir a los dinamómetros, como las unidades de doble tracción, 4x4 o a diésel.

La dinámica o tradicional para los vehículos anteriores a 2005, que no cuentan con computadora integrada.

Y la basada en los Sistemas de Diagnóstico a Bordo (OBD, por sus siglas en inglés) para las unidades modelo 2006 a la fecha que ya incluyen el sistema computarizado.

Con esta norma, la autoridad prevé disminuir principalmente los límites máximos permisibles para óxidos de nitrógeno.

De tal forma que en los modelos 93 y anteriores se reducen 20 por ciento y 53 por ciento en los vehículos que deben tener convertidor catalítico.

Para las unidades posteriores a 2006 que se verifican mediante dinamómetro los máximos son 83 por ciento y para el caso de los automotores que circulan a diésel, la reducción de límites de emisiones es de 40 por ciento.

OBTENCIÓN DE HOLOGRAMAS

La obtención de hologramas será de acuerdo con las emisiones.

Obtendrán el holograma azul, es decir, estarán exentos, los vehículos híbridos y eléctricos. Los modelos  2016 quedarán exentos de la verificación durante cuatro años, pero al cumplir los 24 meses deben acudir a un centro de revisión para comprobar que permanecen en los rangos aceptables de  variación durante 100 mil kilómetros.

En la zona metropolitana del Valle de México se verifican 5.4 millones de vehículos cada semestre; 14 por ciento son anteriores a 1993 y no cuentan con convertidores catalíticos, por lo que obtendrán el holograma 2.

El 22 por ciento, es decir un millón 200 mil vehículos, tienen más de 10 años de antigüedad, cuentan con  convertidor catalítico pero carecen de OBD, por lo que no tendrán derecho a obtener el holograma 0, y será el 1.

En tanto, 64 por ciento de los vehículos, es decir, 3.5 millones de unidades, cuentan con sistemas de diagnóstico a bordo, por lo que son susceptibles de obtener el holograma 0.

La Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores sostuvo que la norma emergente logrará reducir el impacto ambiental que representan los vehículos en circulación.

TARDÍA E INSUFICIENTE

El diputado Vidal Llerenas, de Morena, calificó de tardía e insuficiente la norma emergente de verificación vehicular y remarcó la urgencia de medidas adicionales en materia de movilidad, mientras Jesús Sesma, del PVEM, ofreció su respaldo a las acciones anunciadas en beneficio del medio ambiente y la salud de las personas.

Llerenas cuestionó la presentación de las disposiciones emergentes justo después de las elecciones, cuando el problema de las contingencias ambientales ha sido recurrente en las últimas semanas.

En tanto que Sesma sostuvo que la norma emergente permitirá enfrentar el problema de la contaminación en la Megalópolis y cuidar la salud de la población.

Por su parte, el gobernador de Puebla, Rafael Moreno Valle, se comprometió a cumplir con la nueva reglamentación para verificar, así como lo hizo en 2014 cuando se cerraron todos los Verificentros que no cumplían con la norma oficial mexicana.

FUERA DE PARÁMETROS

Se prevé que la norma ambiental que entrará en vigor a partir del próximo 1 de julio saque de circulación 14 por ciento de las unidades emplacadas en el Estado de México, por estar fuera de los nuevos parámetros de emisiones que dio a conocer la Came.

La directora general de Prevención y Control de Contaminación Atmosférica de la Secretaría de Medio Ambiente, Susana Libién, dijo que esta es la primera estimación obtenida de un parque vehicular integrado por casi 6.5 millones de unidades, donde 70 por ciento tiene más de 10 años de vida en circulación.

En tanto, el secretario del Medio Ambiente y Recursos Naturales de Hidalgo, Víctor Manuel Gómez, señaló que la entidad homologará los sistemas y equipos de los verificentros.

Indicó que en la entidad hay 63 centros; sin embargo, apuntó que se dará prioridad a aquellos cercanos a la zona metropolitana del Valle de México como Pachuca, Tizayuca, Tula y Tulancingo.

Con información de: Claudia Hidalgo, Alejandro Reyes y Francisco Villeda/Estado de México e Hidalgo.

PREVÉN RENOVAR 25% DEL PARQUE VEHICULAR

La nueva norma de verificación será un incentivo para renovar entre 20 y 25 por ciento del parque vehicular de la zona metropolitana del Valle de México, estimada en 5 millones de unidades, pero no obligará a la compra de autos nuevos, dijo Eduardo Solís, presidente de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA).

La autoridad ha hablado que cerca de 25 por ciento del parque vehicular necesita renovarse, vehículos a los que ya no se les permitirá tener una calcomanía cero, a menos que el propietario lo repare.

La AMIA señaló que la norma tiene tres elementos fundamentales: se regresa a engomados cero y doble cero que permitirán circular toda la semana, vuelve un esquema que toma en cuenta el desempeño de los vehículos y los autos nuevos no verificarán cuatro años.

El segundo elemento es que la medición de las emisiones se realiza con un dispositivo tecnológico a bordo de los vehículos modelo 2006 y se tendrá una mayor vigilancia y capacidades técnicas en los verificentros.

Como tercer punto está el compromiso de trabajar con las autoridades federales para hacer la evaluación de la medida emergente y retroalimentar la discusión para la norma definitiva, que entrará en vigor en 2017.

Con información de: Pilar Juárez/México.



[Dé clic sobre la imagen para ampliar]