La ciclovía de Santa Margarita ya la usan... pero los autos

Otro aspecto que afecta la circulación es la instalación de cuatro tianguis en calles que cruzan la avenida y que acentúan el descontrol.
Es común ver a los automovilistas invadir la ciclovía para evitar el congestionamiento.
Es común ver a los automovilistas invadir la ciclovía para evitar el congestionamiento. (Carlos Zepeda)

Guadalajara

La ciclovía multimodal Santa Margarita en su tramo E es bien aprovechada por choferes del transporte público y automovilistas que se suben a ella para rebasar y librar el caos vial que se registra todos los días en el cruce de avenida Santa Margarita y Periférico.

“Ahorita ya se subieron dos camiones para poder aventajar”, contó Lorenza Ramírez, quien este martes vendía a las afueras de su casa. Mientras que María Concepción se pregunta: “Yo no sé por qué pusieron la ciclovía si de todas maneras las bicicletas pasan por este lado donde no deben de pasar”.

Vecinos entrevistados de las colonias Arboledas y Santa Margarita dijeron a MILENIO JALISCO que las obras de la ciclovía han provocado que la calle presente problemas de circulación vehicular. Entre las consecuencias que ocasionan el desmán en la vialidad es la reducción de carriles por la ejecución de la obra y la eliminación de semáforos para vueltas continuas.

“En las horas pico, sobre todo los que vienen de Periférico Sur, quieren bajarse a la lateral para entrar a la colonia Santa Margarita; es prácticamente imposible porque están totalmente llenas las laterales del Periférico. Inclusive también hay momentos en que las laterales de Periférico quedan bloqueadas por la gente que va sobre Santa Margarita que los agarra el semáforo y no alcanzan a pasar”, explicó Arturo Valencia.

De acuerdo a los colonos, las horas pico en las que se registra el tráfico son las 8:00, 14:00 y 20:00 horas. Otro aspecto que dificulta la situación es que la colonia Arboledas cuenta con puras calles privadas, por lo que no hay salidas que sirvan como rutas alternas. Del otro lado, la avenida Santa Esther funciona como ruta alterna, excepto por las mañanas que es cerrada para dar fluidez al Periférico.

Otro cosa que afecta la circulación es la instalación de cuatro tianguis en calles que cruzan Santa Margarita y que provoca que el caos sea mayor. Los comercios al aire libre se instalan en calle Girasoles, Santa Ana y la avenida Tuzanía.