En peligro 9 mil hectáreas de algodón en San Pedro

Será si los campesinos no logran los 800 Mm3 para el siguiente ciclo agrícola. La economía se verá trastocada y tendrán que emigrar a las cosechas de chile y tomate, al norte del país.

San Pedro, Coahuila

Se perderán hasta 9 mil hectáreas de superficie cultivable, en caso de no autorizarse los 800 millones de metros cúbicos (Mm3) para el próximo ciclo agrícola 2014.

José Natividad Navarro Morales, presidente de la Confederación Nacional Campesina (CNC) en el municipio, manifestó que se tendrá una pérdida de un millón ochocientos mil jornales.

En caso de lograr los 800 millones de metros cúbicos de agua, se sembrarían 15 mil hectáreas de algodón que es el cultivo rector en la región.

Consideró que cada hectárea genera un aproximado de 200 jornales, de manera directa al proceso del cultivo del algodón, este año con un aproximado de 6 mil hectáreas se tuvo una generación de 1 millón doscientos mil jornales.

"La experiencia del año pasado con los forrajes fue muy mala y la gente tiende a querer sembrar el algodón, que la superficie se incrementará porque va a ver más agua y va a haber más gente que lo siembre. Estamos esperando de 13 a 15 mil hectáreas, lo que implica que vamos a tener tres millones de jornales", explicó.

Economía afectada

Además, detalló que se verá trastocada la economía de los habitantes, porque el cultivo del algodón ocupa mucha gente en el campo y al no sembrar esa cantidad, quiere decir que va a haber desempleo o menos mano de obra que se va ocupar en las comunidades rurales.

"En ese caso, los campesinos nos vamos a ver en la necesidad de acudir a la Presidencia para poder solicitar programas sociales y asistenciales, pero no nos gusta, pedimos agua para trabajar ", añadió.

Asimismo, se tendrían pérdidas ya que no funcionaría la infraestructura que se tiene como los despepites, los camiones de carga, los empleos que se generan como los estibadores, se perdería otro gran número de trabajos directos que tienen los despepites y mermaría la economía de los ejidos.

Más tierra, más labores de campo

"Entre más tierra se tenga para trabajar, más gente se ocupa en las labores del campo", resaltó José Natividad Navarro.

El algodón va de la mano de la economía del municipio de San Pedro, por lo que se espera que al aumentar el riego en las parcelas, se beneficien miles de campesinos que dependen de la fibra blanca para subsistir.

Posible abandono

Confían que al aumentar el suministro de agua rodada por los canales, se evite que familias enteras del campo lagunero emigren a otras partes de la República Mexicana, quienes en caso de no tener un sustento económico tienen que buscar un sostenimiento, por lo que indagan en trabajar en la pizca de los cultivos como de chile y tomate, en el norte del país o se dedican al comercio.

Las afectaciones por la falta de riego son notorias, los habitantes tienen que abandonar casas e iniciar un nuevo ciclo de vida, algunas de las familias que se han ido, ya no han regresado a sus tierras.

También la economía del municipio se afecta por la falta de riego, ya que no se producen jornales y las ventas en los comercios locales resienten esta falta de dinero, principalmente a mediados del año, cuando comienza la recolección.