El ciberespacio, lugar de riesgo para niños y adolescentes

Pueden sufrir desde cyberbullying hasta ser víctimas de extorsión, abuso sexual, pornografía infantil, pederastia o absorberse en fenómenos como el sexting o el phubbing.
A través de este medio, algunos delincuentes se ganan la confianza de los menores de edad.
A través de este medio, algunos delincuentes se ganan la confianza de los menores de edad. (Alejandro Acosta)

Guadalajara

Encerrada en su cuarto, lugar en que sus papás la creían más segura y sólo acompañada de su computadora, una niña de 12 años fue víctima de un sujeto que con engaños la enganchó a través de internet y posteriormente abusó sexualmente de ella. El caso trascendió a la luz pública hace 21 días y evidenció que el ciberespacio no es un lugar diáfano donde poder estar a salvo de la violencia contemporánea. El mundo virtual puede ser tan peligroso como la calle, señalan especialistas consultados por MILENIO JALISCO.

Navegar en redes sociales e internet conlleva peligros para cualquier persona, especialmente para niños y adolescentes que suelen ser más ingenuos que los adultos, presas fáciles de engaños o manipulación, y por lo tanto más vulnerables a riesgos: desde sufrir cyberbullying hasta ser víctima de extorsión, abuso sexual, pornografía infantil, pederastia o absorberse en fenómenos como el sexting o el phubbing, coinciden por separado la responsable del programa de Seguridad Cibernética de la Dirección de Prevención Social de la Fiscalía General, Alicia Faz Verdugo, y el coordinador de la Policía Cibernética de la dependencia (cuyo nombre se reserva por su petición).

¿Qué tan grave es el riesgo que corren los menores de edad en el ciberespacio?

“Es muy importante, muy fuerte, de hecho se está presentando hasta en las escuelas, fenómenos como el sexting y el cyberbullying”, respondió Faz Verdugo.

“Es indudable que hay riesgos, ahora con las tecnologías de información y tantas formas que tenemos de mantener contacto con otras personas, a través de internet principalmente, pues sabemos que los delincuentes no son ajenos a este fenómeno y están utilizándolas para abordar a los menores, contactarlos, conversar con ellos, buscar su confianza”, añadió el coordinador de la Policía Cibernética.

Los delincuentes usan las mismas herramientas que sus potenciales víctimas, con la ventaja del anonimato, la suplantación de identidad o el uso de falsas identidades para engancharlas. El entrevistado destaca que no solo caen niños. Cada día los adultos son víctimas de extorsión, fraudes (en todas sus variables) y otros delitos en la red.

En Jalisco se ha logrado identificar y detener a personas vinculadas con los llamados “delitos tecnológicos”. El coordinador de la Policía Cibernética indicó que también se han consignado a individuos que enganchaban menores de edad para fines de abuso sexual o explotación sexual infantil o juvenil. No precisa estadísticas, pues esta información queda a cargo de las agencias del Ministerio Público (MP), autoridad que les da vista y pide su intervención ante presunción de crímenes cibernéticos.

El oficial no coincidió con notas periodísticas que han señalado a México como el primer lugar mundial de pornografía infantil. Apuntó que la mayor parte de servidores localizados, mediante trabajos de inteligencia y colaboración internacional, se localizan en Estados Unidos y Europa del Este, citó. Sin embargo “nuestro país se ha preocupado por dar una respuesta y combatir este delito… en otros países no está visible, no es que no exista, es que no han podido dar una respuesta”.

En Jalisco la Policía Cibernética se creó en septiembre de 2002. Hoy está integrada a la Fiscalía General y colabora con la Policía Cibernética federal y con otras corporaciones especializadas internacionales “lo que nos ha llevado a buenos resultados”.

Agregó que desde hace cinco años se ha evidenciado el incremento  de casos donde el ciberespacio se presta para la comisión de delitos, en especial mediante las redes sociales. “Uno de ellos es la gran popularidad de las tecnologías de información, de nuevos dispositivos y que mayor número de personas tienen acceso a una conexión de internet”.

La Policía Cibernética nace justamente para rastrear a los delincuentes de la red; y puede lograrlo aún en casos de codificación –que pretende mantener contenidos ilegales ocultos- por lo que se invita a la población a denunciar ante el MP cualquier delito digital.

El funcionario recomienda ser más cuidadosos con los menores de edad, pues los enganchadores crean vínculos de confianza. “Hacen creer que son niños y adolescentes cuando son adultos”, y pueden obtener de sus víctimas toda la información para cometer un delito.

El riesgo de caer en la mira de redes criminales o un abusador solitario es factible, añadió por su parte Alicia Faz. La entrevistada narró que los menores de edad no miden este riesgo y narró un caso que está presentándose: el pasado 5 de junio, personal de su área acudió a una preparatoria de la ciudad ante el llamado de los directivos por la alta incidencia de sexting, el envío de fotografías eróticas y/o de desnudos por parte de las propias alumnas a través de las redes sociales, bajo la percepción de que es un asunto lúdico, un derecho a expresarse y… una forma de atraer –ligar- a un compañero en particular. Otras buscan obtener reconocimiento por su imagen física o incluso, llenar vacíos afectivos, dijo.

Algo que las jovencitas pueden considerar ‘normal’ es la antesala de un problema serio que no miden: esa imagen puede ser reenviada por el destinatario, multiplicada cientos de veces, entre otras cosas.

Ambos especialistas enfatizan que para enfrentarse a los riesgos del ciberespacio, la clave está en “prepararse para vivir en este mundo virtual”. De poco sirve satanizar las nuevas tecnologías y muy perjudicial resultaría prohibir su uso a niños y adolescentes.

Alicia Faz propone reforzar los vínculos de comunicación y cercanía afectiva con los hijos.

HAY 362 QUEJAS ANTE LA SEJ

De septiembre de 2013 a mayo de 2014, la Secretaría de Educación Jalisco (SEJ) ha recibido 362 quejas por acoso escolar, destacó el titular de la dependencia, Francisco Ayón López.

“Hemos venido trabajando tanto en prevención como atención, como en la parte inherente a la solución de los conflictos”, mencionó.

A su vez, mencionó que se continúa con la atención a través del área de mediación y subrayó que Jalisco ha sido puntero en el país en el tratamiento de este problema.

“El primer estado en lograr un convenio con la Comisión Nacional de Derechos Humanos y la Comisión Estatal de Derechos Humanos para capacitar a los propios docentes, y directivos y padres de familia en las escuelas, y hoy este programa que nosotros [iniciamos] es retomado a nivel nacional para poder salir adelante”, precisó.

Ayón López dijo que se trabaja también en la elaboración de cortometrajes para generar una cultura que contribuya para hacer frente a este problema. (Yenzi Velázquez/Guadalajara)

:CLAVES

ENFRENTANDO EL PELIGRO EN LA RED

Mantener cercanía afectiva y comunicación con los hijos.

No dejar a los niños navegando solos al ‘cuidado’ de internet. Fijar horarios y mantener vigilancia sobre los sitios en que navegan y contenido al que ingresan.

Fijar con los hijos reglas respecto al uso de redes sociales.

Informar a los menores de edad cómo protegerse y hacer consciencia de los riesgos: por ejemplo, no deben compartir datos sobre la economía familiar o el sitio en que se encuentran o si están solos en casa.

No encontrarse personalmente con ningún amigo o persona que sólo conozcan por Internet.

Denunciar cualquier anomalía.

Guardar copia de correos o  conversaciones con insultos, amenazas o agresiones de cualquier tipo.

Fuente: Programa de Seguridad Cibernética de la Dirección de Prevención Social/Policía Cibernética. Fiscalía General del Estado de Jalisco.

FENÓMENOS DE  RIESGO EN LA RED

Cyberbullying. Es el acoso o violencia entre escolares por medio de las tecnologías digitales.

Sexting. Consiste en el envío de contenidos de tipo sexual (principalmente fotografías y videos) producidos generalmente por el propio remitente.

Grooming. Fenómeno por el cual un adulto manipula a un menor de edad para que suba a la red fotografías de sí mismo, se desnude u obtenga algo que desea.

Phubbing. Es el acto de menospreciar a las personas alrededor (familia, amistades, maestros) para atender el celular u otros dispositivos.

Fuente: José Claudio Carrillo Navarro, jefe de la Unidad de Formación Académica del Centro Universitario de Ciencias Económico Administrativas (CUCEA) de la Universidad de Guadalajara.