Combaten en la huasteca “ciberbullying”

Con visitas por parte de la organización se busca erradicar esta práctica, la cual ya está tipificada como delito en la entidad.
Y está en marcha el programa "Escuela Cibersegura"
Y está en marcha el programa "Escuela Cibersegura". (Imelda Torres)

Ciudad Valles

La Secretaría de Seguridad Pública del Estado intensificó la campaña para prevenir el ciberbullying entre jóvenes, por lo que puso en marcha y de forma permanente el programa "Escuela Cibersegura", recordando que desde hace unos meses está tipificado como delito este tipo de acciones. En el estado se recibe al menos un reporte diario.

La SSPE cuenta con una Unidad de Prevención de Delitos Cibernéticos y en coordinación con el Centro de Atención a Víctimas del Delito (CAVID) y la Universidad Politécnica de San Luis Potosí, se busca apoyar al sector educativo en materia de prevención y asesoramiento sobre estas conductas delincuenciales que operan en internet.

Jorge Adrián Assaf Carmona, titular de la Unidad detalló que "Escuela Cibersegura" tiene como objetivo principal nombrar a un representante de cada institución educativa que pueda fungir como enlace entre la comunidad estudiantil y autoridades, para posteriormente reportar las acciones que se hayan detectado y poder asesorarlos o apoyarlos cuando se detecte la comisión de un delito a través de internet o redes sociales.

Para la Zona Huasteca se nombró a Oscar Guillén Rivera como responsable, y esta semana han estado visitando algunos planteles escolares y están a disposición – explicó Asaff Carmona, de la población en general, desde escuelas, empresas, partidos políticos, organismos no gubernamentales, corporaciones de seguridad, para ofrecer estas conferencias de información sin importar si es desde dos o tres personas, hasta miles.

Se busca combatir y prevenir el ciberbullying, las extorsiones, los acosos, los robos de identidad, entre otros.

El 5 de junio de este año fue publicado en el periódico oficial del estado la nueva ley en la que se consideran como delito, por ejemplo el exhibir fotografías de una persona semidesnuda o desnuda sin su consentimiento y para dañarla moralmente, con penas pecuniarias y de uno a tres años de prisión, aplicables hasta menores de edad, pues para eso está el Centro de Internamiento Juvenil en la capital del estado. Para denunciarlo ante el Ministerio Público basta que se muestre evidencia, copias o impresiones de la publicación de la que fue víctima.