Universidad busca detectar chicos problema desde prepa

Mediante capsulas informativas a padres, se busca identificar esta problemática a tiempo, con el fin de que no afecten el núcleo familiar.
Los jóvenes no tienen el suficiente impulso para desarrollar sus aptitudes.
(Milenio Digital)

Tampico

Algunos padres se apoyan en que se requieren dos ingresos; el problema surge cuando hay amas de casa que no trabajan, pero tampoco se involucran en la educación de sus hijos, advirtió Isabel Montserrat Rodríguez Ballesteros.

La directora de la Universidad Interamericana para el Desarrollo en Tampico ofreció la plática "Problemas psicosociales en los adolescentes" a directores y orientadores vocacionales de las preparatorias del sur de Tamaulipas, la cual puso a disposición, ya sea para los maestros, o directamente para los padres de familia.

Afirmó que van pasando las generaciones y se van perdiendo los valores; el simple hecho de que se queden dormidos los jóvenes es síntoma de un problema psicosocial.

La UNID ofrece cápsulas hacia padres y maestros, a fin de implementarlas y detectar a tiempo los problemas de los futuros egresados de las preparatorias, y a su vez futuros alumnos universitarios.

Dijo que la falta de amor es la raíz de lo que ocurre en la actualidad, y a su vez provoca los problemas cotidianos y generales, como son situaciones sociales, emocionales, tensiones internas, sexuales y conductuales.

Los jóvenes ven demasiada televisión, se acuestan tarde y se levantan tarde, prefieren estar solos y se pelean con sus hermanos.

Apuntó que lo primero que deben hacer los padres es reconocer que no se están haciendo responsables de su educación integral, lo cual después se traduce en suicidios de adolescentes, en decir mentiras para hacer lo que desean, en amigos inadecuados, en la dificultad para localizarlos porque no avisan a dónde van.

A esto se añade que fuman y beben, las niñas usan ropa provocativa y maquillaje en exceso, usan cortes de cabello extravagantes, andan desarreglados, con la ropa sucia y rota, dejan su cuarto en desorden, no cuidan sus cosas y las pierden, usan cosas de los demás sin permiso, son irritables y agresivos, no participan en la vida familiar y deterioran las relaciones tanto de pareja como de familia.