Sin certidumbre jurídica en terrenos para vivienda

Pánuco, El Higo, Pueblo Viejo y Tempoal cuentan con asentamientos en posesión irregulares y solo Ozuluama cuenta con la totalidad de sus lotes documentados.
Sin certidumbre jurídica en terrenos para vivienda en norte de Veracruz
Sin certidumbre jurídica en terrenos para vivienda en norte de Veracruz (Aristeo Abundis)

Pánuco

El municipio de Pánuco está por encima del 40 por ciento del total de sus lotes o predios para vivienda en condiciones irregulares, miles de familias con 10, 15, 20 y hasta 40 años de habitar un predio pero solo como posesión sin contar con escrituración legal mientras que en el municipio de El Higo a pesar de que casi todo el territorio es del llamado fundo legal, un elevado porcentaje tampoco está escriturado mientras que Pueblo Viejo y Tempoal tienen colonias y predios bajo las mismas condiciones.

Lo anterior se desprende del análisis emitido a finales del mes de diciembre por el entonces titular de la coordinación regional de patrimonio del estado Arturo Correa Cruz que en su momento entrevistado por Milenio Tamaulipas explicó que en algunos casos esta situación obedece a que se trata de ocupación de predios particulares que no tienen el antecedente legal necesario para la realización de acuerdos de compra-venta que provoquen como consecuencia la escrituración legal.

Al describir la situación puso como ejemplos en Pánuco las colonias Florida, Chimalpopoca, Pavón y Plinver así como fracciones de otras colonias que son de propiedad particular en las que patrimonio solo puede intervenir como mediador pero dependen del arreglo entre particulares poseedores y quienes ostenten la propiedad documental y jurídica.

En el análisis se establece que unas 15 mil familias en la región Norte del estado de Veracruz se encuentran sin certidumbre jurídica y tan solo en Pánuco unas 8 mil familias están en esta situación y en el caso de El Higo el 80 por ciento de la superficie municipal es del llamado fundo legal pero los poseedores no han acudido a regularización.