Detienen a ex subinspector y celador de Cereso de Apodaca

Presuntamente habían dado la orden de que las revisiones y la vigilancia "se relajaran" en el acceso al área de visitas, para dejar pasar droga y teléfonos.

Monterrey

La Procuraduría de Justicia ejecutó órdenes de aprehensión contra dos elementos de seguridad del penal de Apodaca, que presuntamente permitieron la introducción de drogas y teléfonos celulares a ese reclusorio.

Los inculpados intervinieron la tarde del sábado en la audiencia de imputación y control de detención, mientras la Agencia Estatal de Investigaciones trata de ubicar a un cuarto involucrado.

Dos de los detenidos fueron identificados como el subinspector Juan Francisco Medina Herrera, y el custodio Juan Carlos Espiricueta Vidal.

El juez fijó el jueves 3 de marzo a las 17:30 para el desahogo de la audiencia de control de detención, pues la defensa solicitó la ampliación del término constitucional.

Dentro de la carpeta judicial se estableció que presuntamente Medina Herrera dio la orden para que las revisiones y la vigilancia "se relajaran" en el acceso al área de visitas.

Espiricueta Vidal y por lo menos otros dos celadores le daban cumplimiento a esa orden, permitiendo la introducción de drogas y objetos prohibidos en la penitenciaría.

Una fuente policiaca señaló que las acusaciones en contra de los custodios se derivaron del operativo de cateo que se llevó a cabo el pasado 17 de febrero.

Los elementos de seguridad institucional enfrentan cargos por delitos contra la seguridad de un centro de detención, así como abuso de autoridad y delitos contra la salud en su modalidad de narcomenudeo.

La inspección que puso en evidencia las actividades ilícitas de los celadores se llevó a cabo el pasado 17 de febrero entre las 7:50 y las 19:00.

En el operativo implementado en el Centro de Reinserción Social Apodaca intervinieron 598 elementos de Fuerza Civil, quienes revisaron cada una de las celdas y áreas comunes.

En el Ala 3 de dicho reclusorio los policías encontraron 12 teléfonos celulares, 483 dosis de mariguana, 123 dosis de cocaína en polvo y 107 de cocaína en piedra.

El operativo implementado en el penal que se localiza en el kilómetro 1.5 de la carretera a Salinas Victoria, fue ordenado por el General Cuauhtémoc Antúnez Pérez, secretario de Seguridad de Nuevo León.