Centro médico se deslinda de responsabilidades por muerte de paciente

Directivos del Centro Quirúrgico Nogalar manifestaron que el doctor Mario Chavarín rentó el quirófano para hacer la operación a Martha Éricka Valdez, quien murió en esas instalaciones.
El director administrativo y el director médico del Centro Quirúrgico Nogalar.
El director administrativo y el director médico del Centro Quirúrgico Nogalar. (Alberto Vásquez)

San Nicolás de los Garza

Los responsables del Centro Quirúrgico Nogalar se deslindaron de responsabilidades en la muerte de la joven Martha Éricka Valdez Páez, quien murió mientras le practicaban una liposucción en este centro médico particular el pasado 4 de abril.

“Por nuestra parte, estamos en la mejor disposición de ayudar en esta averiguación previa, por lo que ya mandamos a todo nuestro personal que laboró en ese turno a acudir ante las autoridades competentes a rendir su declaración”, dijo el director administrativo, Eliud Delgado Miller.

En tanto, el director médico de la clínica, Saúl Hernández Ramírez, explicó que el doctor que operó a la joven no pertenece al cuerpo médico de la institución, al señalar que desde hace tiempo rentaba el quirófano para realizar este tipo de procedimientos.

Sin embargo, en cuanto a los diagnósticos, dijo que no se pueden precisar aún, hasta que no se tenga el resultado de la autopsia, pero explicó una de las probables causas.

“No podemos dar muchos detalles, pero sí lo que les puedo comentar es que este tipo de cirugías por lo regular pueden presentar este tipo de complicaciones, y los pacientes pueden fallecer por varias causas, una de ellas es una tromboembolia de tipo pulmonar, pero ya los servicios periciales nos dirán cuál fue el diagnóstico en sí”, señaló Hernández Ramírez.

Durante la rueda de prensa mencionaron que ya pusieron a disposición de las autoridades al personal que ese día le dio apoyo al médico con el fin de colaborar en las investigaciones por lo que ya declararon dentro de la investigación.

Manifestaron que el médico Mario Chavira Ortega, responsable de haber practicado la operación, ha sido amenazado por los familiares de la paciente que falleció, y  por eso se encuentra hasta el momento desaparecido, pues el único contacto que se ha tenido con él fue el pasado sábado.

“La última vez que hablamos con el doctor Mario dijo que tenía miedo de presentarse ante las autoridades, además de que ha sido amenazado por los familiares de la ahora occisa, por eso ha preferido no presentarse a rendir su declaración ante las autoridades”.

Señalaron que no era la primera vez que el médico utilizaba las instalaciones para realizar las cirugías, ya que desde hace tiempo rentaba el quirófano para este tipo de intervenciones, pero que nunca había ocurrió ninguna situación de este tipo.

Aseguraron que Chavira Ortega está plenamente capacitado, puesto que ellos exigen todo tipo de documentación antes de que algún médico realice algún procedimiento en la clínica.