Zapopan desdeñó quejas por presunto sacrificio de perros

La CEDHJ giró recomendación por violación de derechos ambientales. Pide norma estatal sobre olores fétidos. 

Guadalajara

Tras haber desdeñado las quejas vecinales sobre el hacinamiento y presunto sacrificio de perros en un domicilio de la colonia Mariano Otero, la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Jalisco (CEDHJ) giró una recomendación al presidente municipal de Zapopan, Pablo Lemus Navarro, así como al titular de la Comisión para la Protección contra Riesgos Sanitarios del Estado de Jalisco (Coprisjal), Dagoberto García Mejía.

El organismo emitió la resolución 4/17 con fecha del 16 de marzo, donde expone haber acumulado 117 quejas de vecinos sobre el hacinamiento de perros en la finca marcada con el número 22-A, de la calle Privada Mariano Otero esquina con calle Turquesa, de la colonia Mariano Otero.

TE RECOMENDAMOS:Denuncian hacinamiento de perros en Mariano Otero

En la misma, la CEDHJ indica que la Dirección General de Inspección de Reglamentos de Zapopan acudió al domicilio y constató los malos olores causados por la gran cantidad de perros que habitan en condiciones antihigiénicas, por lo que dio vista a la Fiscalía Central, la cual no encontró comisión de algún delito al no identificar animales lesionados.

La Coprisjal le informó por su parte, que las condiciones en que se resguarda a los canes "es competencia de los municipios".

Sin embargo la molestia de los olores persiste y aunque ha sido motivo de quejas vecinales desde 2014, ni el gobierno de Zapopan, ni la Coprisjal le han dado solución.

Al indagar los hechos, la CEDHJ concluyó que se violaron los derechos de los vecinos de la colonia Mariano Otero a la protección de la salud así como a disfrutar de un medio ambiente sano; así como a la legalidad y seguridad jurídica, por no actuar con prontitud ante las quejas.

La CEDHJ recomienda instaurar procedimientos sancionatorios en contra de personal de la Dirección de Inspección y Vigilancia de Zapopan y la Coprisjal, y ambas autoridades deben intensificar las acciones de control respecto de los olores fétidos que provienen de la finca.

Al alcalde Lemus le pide que el área de Sanidad Animal se haga cargo de los perros hacinados.

A la secretaria de Medio Ambiente y Desarrollo Territorial, Magdalena Ruiz Mejía, el organismo defensor le recomienda expedir la normativa y criterios ambientales estatales que se requieran para medir las emisiones de olores desagradables a la atmósfera y establecer sus niveles máximos permisibles.

También solicitó a la Fiscalía Central resuelva a la brevedad la averiguación previa 5657/2015 abierta sobre el hacinamiento de perros en el referido domicilio. 

GPE