Álvarez Cibrián se despide con libro sobre 10 años en la CEDHJ

El ombudsman destaca aplicación de la reforma constitucional de 2011 y contar con siete liderazgos nacionales en derechos humanos.
Felipe de Jesús Álvarez Cibrián presentó este lunes el libro Una década de Derechos Humanos en Jalisco 2007-2017.
Felipe de Jesús Álvarez Cibrián presentó este lunes el libro Una década de Derechos Humanos en Jalisco 2007-2017. (Maricarmen Rello)

Guadalajara

El ombudsman Felipe de Jesús Álvarez Cibrián se despide del cargo con un libro: Una década de Derechos Humanos en Jalisco 2007-2017, que presentó la mañana de este lunes en el paraninfo “Enrique Díaz de León” de la Universidad de Guadalajara (UdeG) y donde hace un recuento del trabajo al frente del organismo defensor con un comparativo de los diez años previos.

El libro destaca también la aplicación de la reforma constitucional de junio 2011 en materia de derechos humanos en Jalisco y el trabajo desempeñado en las seis Visitadurías Generales y otras áreas de la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Jalisco (CEDHJ). Es de autoría colectiva (escriben 19 funcionarios del propio organismo, incluido Felipe Álvarez) y fue coordinado por la Dirección de Comunicación Social.

“Este libro es parte del esfuerzo colectivo del trabajo de equipo con lo que buscamos aportarle a la enseñanza de los derechos humanos en Jalisco. Con este libro pretendemos dejar constancia del trabajo en diez años, la evolución de los derechos humanos a nivel constitucional, convencional y legal”, expuso Álvarez Cibrián.

El presidente de la CEDHJ sostuvo que son siete los liderazgos a nivel nacional con los que entrega esta Comisión, entre ellos el reconocimiento de la argumentación jurídica en las resoluciones que hizo el organismo defensor que, al no ser del agrado de quienes presentaron la queja las impugnaron ante la Comisión Nacional de Derechos Humanos, que en tres diferentes administraciones de ombudsman las ratificó.

“Hay cien por ciento de aceptación porque no se cuestiona el trabajo de la Comisión, el trabajo de la CEDHJ no se debate, no se litiga, no se cuestiona porque tiene fundamentación, congruencia y profesionalismo en la investigación”, dijo, tras recordar que recibió el organismo en 2007 con cuatro maestros en derecho y ningún grado de doctor y este 2017 la entrega con 74 maestros y 22 doctores en derecho especializados en derechos humanos.

Destacó también el mayor monto jamás alcanzado de compensación económica como reparación del daño a favor de las víctimas de violaciones de derechos humanos: 42 millones de pesos (mdp), frente a 1.8 mdp alcanzados en el decenio anterior en dos diferentes administraciones.

La sanción a los servidores públicos que violaron derechos humamos es otra forma de reparación del daño a las víctimas y se llegó a 302 funcionarios sancionados, desde amonestaciones inhabilitación hasta cárcel en algunos casos.

Álvarez dijo que haber recibido 116 mil quejas en diez años, cuando de 1997 a 2007 sólo se recabaron 29 mil quejas, es “un avance significativo en la cultura de la denuncia, que no debe interpretarse como un incremento en el número de violaciones de derechos humanos”, apuntó, sino en mayor confianza en la institución.

Comentó que hoy en Jalisco el mayor número de quejas tiene que ver con violaciones de derechos humanos a un medio ambiente sano, a la salud, a la educación y a derechos de grupos vulnerables como niñas, niños y adolescentes, mujeres, adultos mayores, personas con discapacidad e indígenas; resaltando el trabajo que se realizó en defensa de los pueblos originarios.

En temas de niñez, refirió que en diez años se recibieron treinta quejas por presunto abuso sexual infantil en escuelas de Jalisco y la CEDHJ dictó quince recomendaciones. Agradeció a la Secretaría de Educación y a la Fiscalía General el apoyo: se ejecutaron doce órdenes de aprehensión; cinco profesores se encuentran compurgando alguna sentencia y otros están bajo proceso penal.

Para Álvarez Cibrián, entre los temas de rezago en la CEDHJ más importantes son personas desaparecidas, tortura y regionalización.

El ombudsman comentó que no se trata sólo de un recuento de logros, sino que la obra aporta a la teoría de defensa de los derechos humanos y servirá como diagnóstico para quien llegue a presidir la CEDHJ el próximo 2 de agosto. Enfatizó que “la labor de derechos humanos es inacabable”.

GPE