Infecciones respiratorias entre las primeras causas de muerte en niños

El IMSS Jalisco recomienda realizar el tamizaje neonatal y dar seguimiento al desarrollo del bebé para detectar casos a tiempo.

Guadalajara

Infecciones respiratorias, malformaciones congénitas y cáncer son actualmente las principales causas de muerte en niños, señaló la coordinadora auxiliar de Atención y Prevención a la Salud del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Jalisco, Hilda Ahumada García, en conferencia de prensa.
 
Aunque las muertes por infecciones respiratorias han disminuido drásticamente, la funcionaria explicó que todavía son un problema en especial en niños menores de un año.
 
El panorama cambia entre los niños y adolescentes de diez a 19 años, donde la causa de mortalidad más común son los accidentes y lesiones.
 
En el marco del abril, que se festeja a los niños y niñas, el IMSS Jalisco exhortó a la población a dar atención médica a la población infantil, cubriendo las diversas etapas desde la gestación.
 
Ahumada García apuntó que los recién nacidos en el Seguro Social deben salir del hospital con la vacuna contra la tuberculosis y una cita segura para acudir a su Unidad de Medicina Familiar (UMF) a que les realicen el tamizaje neonatal entre el tercer y quinto día de vida, un estudio que les permitirá detectar algunas enfermedades y malformaciones congénitas, tales como la galactosemia y la artresia de vías urinarias.
 
A partir de los dos meses y durante el primer año de vida, se debe llevar al niño a citas médicas para evaluar su desarrollo verificar que crece adecuadamente. A partir de los años, esta visita es anual, salvo caso de enfermedad.
 
En cuanto a los padecimientos más comunes en la infancia, el IMSS Jalisco registra a la cabeza las infecciones respiratorias y las enfermedades diarreicas; seguida de otitis, fiebres exantemáticas y accidentes.   
 
Gracias a estrategias como capacitar a cuidadores de niños y dotar del suero oral, las enfermedades diarreicas ya no están en las primeras causas de muerte, aunque siguen siendo motivo de consulta frecuente, apuntó Hilda Ahumada. En contraste, en el panorama ha aparecido la obesidad y el sobrepeso, que merecen especial atención.
 
Sin embargo “curiosamente no existe en el médico (la cultura) de poner obesidad y sobrepeso como diagnóstico”, dijo la coordinadora, pese a que son la antesala de la diabetes y otras complicaciones.