Catean casa en Monterrey; vendían animales exóticos

Ejemplares de loro, guacamaya, cocodrilo, mono ardilla, entre otros, fueron hallados al interior de una vivienda en la colonia Plutarco Elías Calles.

Monterrey

Animales exóticos vivos y muertos fueron encontrados esta mañana en una vivienda del municipio de Monterrey, donde eran almacenados para ser puestos a la venta de manera ilegal a través de las redes sociales.

Lo anterior se logró a través de un cateo realizado por la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), en el domicilio ubicado en la calle Mina Voladora 7117, en la colonia Plutarco Elías Calles.

Según el conteo preliminar, fueron encontrados vivos un loro sol, una chinchilla, seis tortugas del desierto, dos guacamayas azul y oro, así como dos loros argentinos.

Mientras tanto, otros animales se encontraban sin vida al interior de un congelador: un mono ardilla, 17 pitones bola, dos perros de la pradera, dos cocodrilos (moreletti de pantano), dos pitones albinas, dos baranos, dos ranas arbóreas y un petauro.

El delegado de la Profepa, Víctor Jaime Cabrera Medrano, explicó en entrevista que desde el mes de octubre recibieron una denuncia anónima sobre la venta ilegal de estos ejemplares, por lo que, luego de una investigación, realizaron una denuncia penal y comenzaron a trabajar con la Procuraduría General de la República (PGR) en el caso.

"Tenemos derivado de una denuncia anónima desde el mes de octubre, que se estaba ofertando vida silvestre sin autorización a través de las redes sociales; se hizo una investigación por parte de Profepa y se presentó una denuncia penal ante la PGR y resultó en el aseguramiento mediante una orden de cateo de un juez federal en este domicilio.

"Nos encontramos ejemplares de vida silvestre protegidos por la norma 059 así como por los tratados internacionales; vida silvestre nacional, además de exótica. Este lugar no se encuentra acreditado como una Unidad de Manejo Ambiental, de hecho esa es una irregularidad; las personas que resulten responsables tendrán que acreditar legal procedencia y responder al trato indigno que se les ha dado a estos ejemplares", declaró.

El delegado de la Profepa comentó que en una situación regular se tiene que demostrar la defunción del animal exótico ante las autoridades, pero en este caso, posiblemente los tenían en un congelador con el fin de someterlos al proceso de taxidermia (disección) y venderlos de esta manera.

Cabrera Medrano no reveló la cuenta de Facebook ni los nombres de los responsables de las ventas ilegales de los ejemplares mencionados, a fin de no entorpecer la investigación en curso.

Al dar con los responsables, dijo que procederá "una consignación ante el juez federal y solicitar la orden de aprehensión".