Tras seis años sin casos de paludismo, en Vallarta no bajan la guardia

El último caso registrado ocurrió en 2008, en el que una persona que había viajado a la India se contagió de la enfermedad y la importó al puerto. 

Puerto Vallarta

Aunque desde el 2008 no se registran casos de paludismo en los seis municipios que conforman la Octava Región Sanitaria de Jalisco, de manera permanente se trabaja en la detección y eliminación de criaderos del mosquito transmisor.

El paludismo es una enfermedad parasitaria infecciosa, que se transmite de una persona a otra por medio de la picadura de un mosquito del género anopheles, el cual se reproduce en depósitos de agua naturales como lagunas, estanques, ríos, escurrideros, pantanos, entre otros.

Los principales síntomas de esta enfermedad son fiebre de más de 38 grados, que regularmente se registran en el transcurso de la tarde acompañada de dolor de cabeza, escalofríos, vómito y sudoraciones nocturnas.

Para diagnosticar la enfermedad se toma una muestra de sangre llamada gota gruesa, que consiste en un piquete en el dedo poniendo la sangre en laminillas de vidrio y se realizan técnicas de barrido para enviar a laboratorio.

A propósito del Día Mundial del Paludismo (25 de mayo), la Octava Región Sanitaria de la Secretaría de Salud Jalisco informa que su personal trabaja durante todo el año en un programa denominado “Eliminación y Modificación de Hábitats de Criaderos de Anofelinos (EMHCA’s)”, que consiste en la eliminación de vegetación marginal, corrección de márgenes de charcos y deslame.

Asimismo, en la búsqueda de casos de personas con fiebre, a quienes se les toman muestras. En caso de que salgan positivos se realiza el rociado intradomiciliario.

En la Octava Jurisdicción Sanitaria no se han detectado casos de paludismo desde el 2008, este caso fue importado a la ciudad por una persona que había viajado a la India, donde se contagió de la enfermedad.