Familia denuncia corrupción de juez en caso La Fortuna

Margarita Cardona Calderón, hermana de los dos socios del casino Fortuna, solicitó la intervención del gobernador Rodrigo Medina.
Margarita Cardona Calderón, hermana de Pedro Arturo y Arturo Ignacio ofreció una inusual rueda de prensa para denunciar el caso.
Margarita Cardona Calderón, hermana de Pedro Arturo y Arturo Ignacio ofreció una inusual rueda de prensa para denunciar el caso. (Foto: Roberto Alanís)

Monterrey

Familiares de los dueños del casino La Fortuna, detenidos en el penal de Cadereyta, denunciaron públicamente a Raymundo Martínez González, juez segundo de lo Penal del Primer Distrito Judicial de Nuevo León, por presuntos actos de corrupción y estar coludido para favorecer al juez cesado Luis Armando Jerezano Treviño, el mismo que es investigado por la DEA.

Con documentos y la proyección de videos, Margarita Cardona Calderón, hermana de Pedro Arturo y Arturo Ignacio, detenidos desde mayo de 2012 por el presunto delito de despojo de su propio casino, ofreció una inusual rueda de prensa para denunciar el caso y pedir la intervención del gobernador Rodrigo Medina.

Cardona Calderón señaló que el juez Martínez González presuntamente sugirió llegar a un arreglo en este proceso penal y pidió a sus hermanos ceder ante las presiones del juez cesado Luis Armando Jerezano, a quien lo investiga la DEA, la Judicatura y la PGR por beneficiar con amparos a casinos y por presuntamente apoderarse del casino a través de prestanombres.

Además, en esta red delictiva involucraron a Ricardo Efraín Vargas Güemes, notario público No. 35, quien a pesar de saber que los documentos que el juez federal presentó son producto del secuestro, chantaje y extorsión, amenazas de muerte y falsificación de firmas, protocolizó el acta, la cual presentaba errores, motivo por el cual fue rechazada por el Instituto Registral y Catastral de Nuevo León.

“Los actos por los cuales hemos pasado y con pruebas en mano decimos que los integrantes y ayudantes de esta organización delictiva que se encargó de despojarnos de nuestros bienes son: Luis Armando Jerezano Treviño, juez cesado e investigado por la DEA… y Raymundo Martínez González, juez segundo de lo penal del Primer Distrito Judicial del Estado de Nuevo León… sin pruebas y con elementos totalmente falsos.

“(Martínez González) ha sostenido esta farsa con la finalidad de dejar a mis hermanos y a su socio en prisión preventiva en este proceso con un delito agravado para que este grupo criminal los siga extorsionando, inclusive es, quien dentro del proceso penal les ha sugerido que lleguen a un arreglo por consecuencia, cedan ante las presiones de Jerezano Treviño.

“(…) Hago público este caso a nombre de mi familia, exigimos verdadera justicia y que las autoridades estatales actúen conforme a derecho y no por conveniencia, pidiéndole al señor gobernador Rodrigo Medina de la Cruz que intervenga poniendo orden en este caso”, señaló Cardona Calderón.

Jerezano Treviño, quien fue cesado hace dos años como juez primero de distrito del Centro Auxiliar de la Décima Región con sede en Saltillo, Coahuila, es el mismo que el pasado 23 de enero pasado, el Consejo de la Judicatura Federal determinó iniciar un procedimiento disciplinario, ante sospechas de favorecer con amparos a diversos casinos.

Los hermanos Cardona Calderón, dos de los principales socios de la casa de apuestas, se encuentran presos en el penal de Cadereyta junto con Jesús González González –un tercer socio-, por presunto delito de despojo, luego de que el juez fue acusado de utilizar presuntos prestanombres para “levantar” al primero y falsear las escrituras y apoderarse del negocio.

Al negarse los socios de La Fortuna a pagar una extorsión de 100 mil pesos mensuales al juez vía presuntos prestanombres, Arturo Ignacio Cardona Calderón fue “levantado” y sacado de la Torre Vértice, donde estaban las oficinas administrativas y llevarlo a la Notaría No. 35.

Ahí presuntamente lo forzaron a firmar las escrituras de la empresa recreaciones de Habilidad y Destreza, SA de CV, y falsificar una firma de otro socio que se encontraba en Miami para ceder las acciones a los presuntos prestanombres del juez cesado.

Estos “chamanes” o prestanombres son Manuel Balderas, Antonio Orlando Balderas Martínez, Gerónimo Garza Chaib, Cuauhtémoc Antonio Ramírez Voguel, a quienes los socios reales de La Fortuna denunciaron penalmente por los delitos de secuestro y extorsión el pasado 25 de mayo de 2012, cuyos autos obran en la averiguación es la 81/2012.

La Fortuna fue cerrado, sitiado y cateado el pasado 18 de diciembre por la Policía Federal, Ministerial y Secretaría de Marina en un operativo implementado en el que se habría detectado el presunto delito de lavado de dinero.

Jerezano Treviño, quien fue cesado hace dos años como juez primero de distrito del Centro Auxiliar de la Décima Región con sede en Saltillo, Coahuila, es el mismo que el pasado 23 de enero pasado, el Consejo de la Judicatura Federal determinó iniciar un procedimiento disciplinario, ante sospechas de favorecer con amparos a diversos casinos.