De casetas policiacas a salones de lectura...

Después de haber estado inactivas y siendo nido de malvivientes, autoridades decidieron sacar provecho a inmuebles.
Casetas abandonadas ahora son salones de lectura
Casetas abandonadas ahora son salones de lectura (Imelda Torres)

Ciudad Valles

Mas casetas de la Policía Municipal que jamás se utilizaron y que estaban abandonadas o siendo nido de malvivientes, ahora tienen otra función gracias a que el gobierno local a través del departamento de Turismo, Cultura y Eventos Especiales las está remodelando y convirtiendo en salas de lectura.

Salvador Jurado Ávalos, titular de Recreación y Eventos Especiales refirió que todo nació por idea del grupo de vallenses que pertenecen al Sistema Nacional de Salas de Lectura, entre ellos él precisamente, que de pronto se preguntaron cuántos espacios para leer había en la ciudad.

"Las casetas estaban sin usarse, deterioradas y solo sirviendo de punto de encuentro de vándalos. Hablamos con el Secretario del ayuntamiento y el director de la Policía Municipal para ver los mecanismos y se decidió por empezar a combatir este foco de delincuencia en esos puntos con la lectura", señaló.

Se empezó a ver cada una de las casetas porque había pros y contras, sin embargo desde hace unos meses varias ya están siendo utilizadas como punto de encuentro pero de niños, adolescentes, jóvenes y adultos interesados por los libros. En el fraccionamiento Lomas de

Santiago no se hizo en la caseta pues esta se encuentra a unos pasos del arroyo vehicular de ese sector, así que el comité de la colonia dio como opción llevarla al inmueble donde antes era bodega de Liconsa.

Se abrió otra sala de lectura en el fraccionamiento Altavista, en la delegación de Rascón y Pujal y próximamente también funcionará una en el ejido Laguna del Mante.

"En el fraccionamiento El Carmen 3 no hay caseta pero se adecuó un espacio que era sala de usos múltiples del comité de vecinos. Ahora sigue la de Infonavit 2 que sí es caseta y faltarían las casetas ubicadas en la colonia Bellavista frente a la avenida Universidad, así como las del fraccionamiento El Consuelo y la colonia La Diana".

Los libros que se tienen son los que facilitaron de sus bibliotecas particulares y recientemente a través del ayuntamiento se hizo una colecta.

Ávalos Jurado aclaró que no solo se trata de ir y tomar un libro, sino que este sistema en el que trabajan se lleva a cabo a través de dinámicas y juegos, todo enfocado para incentivar y fomentar el hábito de la lectura.

"Este sábado vamos a dar un curso taller de inducción de fomento a la lectura dirigido a las personas que ya nos apoyan en las salas pero que no son mediadores. Ellos tienen la encomienda de fomentar la lectura a base de dinámicas, juegos, retos, concursos y el lema es 'prohibido no jugar' con lo que se busca que leer sea una costumbre y no una actividad obligada o aburrida", expresó.

Este martes 18 de noviembre se inaugurará la sala de lectura del fraccionamiento Infonavit 2 que a decir del funcionario, es uno de los sectores de mayor problema por la incidencia delictiva.

Las casetas fueron construidas en la administración 2007–2009 encabezada por Rómulo Garza Martínez, en la que Ciudad Valles empezó a beneficiarse del Subidio para la Seguridad de los Municipios (Subsemun) y algún tiempo algunas de ellas fungieron como tal, sin embargo se vio que no era viable porque llegaron los años en los que la delincuencia incrementó y el agente o dos agentes que estaban asignados para estar de forma fija en estas, corrían muchos riesgos.