San Juan de Guadalupe y Viesca olvidados

Lanzan un llamado de auxilio a las autoridades de Coahuila y Durango para que se compadezcan de ellos y la carretera Flor de Jimulco - San Juan de Guadalupe. Paisanos dispuestos a cooperarse.
Hay seis hoyos que alcanzan un diámetro y profundidad de más de un metro.
Hay seis hoyos que alcanzan un diámetro y profundidad de más de un metro. (Aldo Cháirez)

Viesca, Coahuila

Los habitantes de los más de 10 ejidos que abarcan los 160 kilómetros de la carretera Flor de Jimulco, Coahuila a San Juan de Guadalupe, Durango, lanzaron un llamado de auxilio a las autoridades, ya que desde hace 10 años la ruta se encuentra en pésimas condiciones físicas.

Solicitan de manera urgente que el gobierno, a través de los tres niveles de gobierno, reparen ese tramo, necesario para comunicarse con el resto de la Comarca Lagunera.

Se trata de las comunidades de Tanque Aguilereño, Darias, San José del Aguaje, Punta de Santo Domingo y La Mancha del lado de Coahuila, mientras que de Durango, son los ejidos de San José de Barrones, Los Esquiveles, El Sulfato, San Bartolo, El Zacate y La Barranca.

Los habitantes tienen que desplazarse para mover sus productos agrícolas, por negocios, estudios, pasaje, enfermos y para visitar familiares por esa única carretera, que está peor que una de terracería.

El tiempo de traslado aumenta 30%

Esa carretera que comprende 183 kilómetros, inicia desde El Huarache, para continuar por la Cuesta de la Fortuna y finalizar en San Juan de Guadalupe.

Para transitarla en vehículo automotor, basta con dos horas, a una velocidad que no sobrepase los 120 kilómetros por hora, sin embargo, por el pésimo estado en el que se encuentra, se invierten más de tres horas.

La mayoría de los conductores buscan atajos por donde puedan desplazarse, con el fin de que no se deterioren sus vehículos, aunque para ello tienen que aminorar la velocidad hasta en 20 o 30 kilómetros por hora, lo que se convierte en un verdadero retraso.

De los 160 kilómetros, cerca de 120 se encuentran en deplorable e intransitable estado, incluso se observan alrededor de seis hoyos que alcanzan más de un metro de diámetro y profundidad, que obviamente se convierten en verdaderas “trampas” para los automovilistas.

Ciudadanos dispuestos a colaborar

Se trata de carretera angosta, de doble carril, en la que se han registrado infinidad de accidentes, incluso muertes innecesarias, donde lo mismo han fallecido personas adultas que menores, debido a las malas condiciones de la carpeta asfáltica.

En la toma de protesta del presidente municipal de Viesca, Coahuila, Marcelo Quirino López, celebrada a principios de enero, acudió el presidente municipal de San Juan de Guadalupe, Durango, Joel Delgado, quien solicitó una entrevista con el munícipe para plantearle la necesidad.

En esa ocasión, Joel Delgado viajó acompañado por cuatro habitantes que trabajan en Estados Unidos y regularmente vienen a visitar a sus familiares, los cuales han sufrido desperfectos en sus vehículos.

Incluso los ciudadanos están en la disposición de cooperar, ya que existen cuatro grupos de inmigrantes que se ofrecieron a aportar alguna cantidad de dinero para que se concretice la reparación de la carretera.

Según el presidente municipal de San Juan de Guadalupe, se requieren alrededor de 80 millones de pesos para la rehabilitación, reparación total o recarpeteo de la carretera, que podría realizarse en etapas o tramos.