Es una fecha para la reflexión, asegura Zihuame Mochilla

Una de las deudas es la representación indígena en los municipios.
Carmen Farías, representante de la asociación civil.
Carmen Farías, representante de la asociación civil. (Raúl Palacios/ Archivo)

Monterrey

De acuerdo con Carmen Farías, representante de Zihuame Mochilla, AC, las fechas conmemorativas son un espacio importante para la reflexión, “no son festejos”, y marca, precisamente, las ausencias, avances o carencias sobre algún tema, en este caso, de los pueblos indígenas.

Debido a ello, la activista reconoció que se han tenido avances en algunos temas.

“Ha habido avances, yo no lo puedo negar, de 2001 a 2017 hemos tenido muchos avances, pero falta mucho por avanzar.

“En términos de la Ley de los Derechos Indígenas es algo muy importante que se consiguió en Nuevo León, y es importante destacar que la semana pasada ya se dio una certificación de intérpretes en lenguas indígenas”, comentó.

Sin embargo, aún hay temas pendientes por abordar.

“Pero creo que hay muchas cuestiones por avanzar, creo que sería importante empezar con la representación indígena en los municipios, con los derechos laborales para toda la población indígena, que las personas que están trabajando en el campo tengan condiciones de vida digna.

“Y que las empleadas del hogar cuenten con el reconocimiento de sus derechos laborales con una firma de contrato y el derecho a la seguridad social, vivienda como cualquier otro trabajador”, pronunció en entrevista para MILENIO Monterrey.

Para Carmen Farías en esta fecha en que se celebra el Día Internacional de los Pueblos Indígenas, el Estado mexicano debería de reflexionar y entender que debe ratificar el convenio 189 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

“Algo que es muy importante y que de alguna manera está reconocido en los derechos a nivel estatal, pero que es una carencia nacional, es que el Estado mexicano debería ya de haber ratificado el convenio 189 de la OIT, que corresponde a los derechos de trabajadoras y trabajadores domésticos o del hogar.

“Lo que hemos escuchado es que el Instituto Mexicano del Seguro Social no ha aceptado la incorporación y que eso es lo que detiene la ratificación del convenio”, señaló.

Por otra parte, criticó a los municipios de Nuevo León por no contar con direcciones de asuntos indígenas.

“Para Zihuame Mochilla sigue conseguir que todos estos derechos sean reconocidos, todo lo que está plasmado en la ley de Nuevo León, que las políticas públicas hacia las personas indígenas se conviertan en letra viva y no sean letra muerta.