Solo carencias tienen centros rurales de Salud

No cuentan con suficiente medicamento, la presión de agua potable es baja y no hay médicos pasantes necesarios para atender la demanda que exigen las localidades en Madero y San Pedro.

Francisco I. Madero, Coahuila

Los centros de Salud rurales de la Jurisdicción Sanitaria Número 7, correspondientes a Francisco I. Madero y San Pedro, carecen de materiales básicos y personal. Principalmente de médicos pasantes que puedan atender a los pobladores de las comunidades rurales.

Al hacer un recorrido por algunos de esos sitios pudo constatarse lo anterior, asimismo, los pobladores destacaron que en ocasiones los inmuebles carecen de servicios elementales, como el agua potable, complicando la realización de ciertas acciones como curaciones.

Alberto Vielma, director del Centro de Salud del ejido Lequeitio, dijo que hay una sobre demanda en este lugar, ya que atienden a los habitantes de por lo menos 15 comunidades rurales, tanto de este municipio otras localidades del estado de Durango.

"Aquí se requiere por lo menos un médico pasante porque tenemos una demanda generalizada de entre 40 y 50 personas diarias en la consulta general, sin embargo muchas veces regresamos a la mitad porque no nos damos abasto", señaló.

Entre los pacientes que acuden hay de las comunidades de Finisterre, San Juan de Ulúa, Virginias, Florencia, Las Mercedes, Benito Juárez, La Virgen, 18 de Marzo, Batopilas, Coruña y Colón.

Vielma resaltó que la falta de personal se debe en parte a las diferencias que la antigua administración de la Jurisdicción Sanitaria, tuvo con la Universidad Autónoma de Coahuila (UA de C).

También acuden derechohabientes del IMSS e ISSSTE

Destacó que los usuarios de la unidad no solamente corresponden a personas afiliadas al Seguro Popular, pues también hay derechohabientes del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE).

"La cobertura es muy grande, ya que también le brindamos atención a los derechohabientes de otras dependencias de salud. Nos dicen que vienen porque no tienen dinero para trasladarse hasta la cabecera municipal o porque van y no alcanzan cita", dijo.

De igual forma, en otros centros de salud como el del ejido Coruña, los usuarios reclamaron el hecho de que no hay presión de agua potable durante el verano.

"En tiempo de frío sí sale agua, pero nomás llega el calor y vamos a llorar otra vez", aseveró una habitante que esperaba una consulta.

En ese sentido, hay que recordar que durante el verano pasado los habitantes exigieron al Sistema Municipal de Aguas y Saneamientos (SIMAS), una solución al problema por lo que les enviaron pipas para abastecerlos.

Sin embargo, el problema de desabasto es generalizado ya que durante el tiempo de calor, deben acudir hasta una pequeña propiedad a recoger agua de una noria.

A veces, solo 10 consultas diarias

Por su parte, personal del centro médico comentó que en algunas ocasiones, solamente pueden llevar a cabo diez consultas por día, debido a que deben salir a la comunidad para complementar los esquemas que marca la Secretaría de Salud.

En cuanto a la falta de medicamentos, destacaron que entre los más necesarios están los que van dirigidos a los niños.

El personal asegura que se han hecho las solicitudes correspondientes pero las demandas no son completamente atendidas.

Debido a la falta de médicos pasantes en algunos centros rurales, estos permanecen cerrados y los doctores de planta de otros sitios, acuden por lo menos una vez a la semana.

Asimismo, los trabajadores de estos sitios comentaron que los horarios no existen, pues muchas veces hasta las seis de la tarde consultan a personas.

En cuanto a la infraestructura, en el caso de Lequeitio, han elaborado la petición de instalar un área especial para que los pacientes con enfermedades crónico degenerativas, puedan realizar actividades de activación física.