Las “carencias” en el Cuerpo de Bomberos

Algunos elementos se prestan el equipo y una escala telescópica que usan es de 1945.
Representantes de estaciones de bomberos esperan la salida de una comisión reunida con el jefe de Gobierno capitalino, Miguel Ángel Mancera, al que piden mejor equipo de trabajo.
(Pedro Domínguez)

México

Camionetas con ventanas de plástico y asientos rotos, equipo de protección con extremidades deshilachadas, cascos sin protección, equipo para abejas al que a los cierres se les sustituyó con velero y motocicletas sin utilizar por falta de refacciones, son algunas de las carencias con las que los bomberos tienen que atender los servicios todos los días.

Los 110 millones de pesos que el jefe de Gobierno capitalino, Miguel Ángel Mancera, anunció se utilizarán en la compra de seis carros bombas, dos escalas telescópicas, una retroescaladora, una cama baja y equipo de protección personal para todos los elementos, “todo para el servicio a la ciudad” dijo el primer superintendente, Raúl Esquivel Carbajal, director general del Heroico Cuerpo de Bomberos del DF.

Mientras llegan los recursos, MILENIO recorrió la Estación Central Comandante Leonardo del Frago, en Calzada La Viga, para conocer el equipo con el que cuentan.

El segundo oficial, Jesús Flores de la Concha, jefe de mantenimiento del taller automotriz, dijo que el servicio a los carros se debe realizar cada seis meses, pero al momento está desfasado, “por eso algunos de los accidentes que se han presentado, porque no cuentan con un mantenimiento completo, como debe ser”; ahí llegan las unidades de las 16 estaciones.

La falta de refacciones es otro de los problemas serios, pues actualmente cuatro motocicletas están detenidas, las cuales sirvieron para llegar al incendio en la Torre de Pemex en 2013 y rescatar a más personas por la rapidez con la que se desplazan.

El bombero Luis Trinidad Ramos Roldán mostró el equipo de protección, y que en algunas ocasiones se tienen que prestar, pues hay elementos que no cuentan con el propio; el uso se refleja en las partes bajas de las piernas que se ven deshilachas.

La última escala telescópica que utilizaron es de 1945, por eso la necesidad de proveer a las estaciones de estas unidades, pues solo cuentan con dos.

Las estaciones de Xochimilco, Tláhuac, Cuemanco y Álvaro Obregón cuentan con una lancha que utilizan para el rescate de personas y cuerpos en los canales, y cada estación debe tener un buzo con equipo.

En una especie de bodega, que llaman “la plataforma”, colocan las mangueras para que se sequen; están hechas con dos bandas de lona y una de neopreno, algunas muestran los estragos de la exposición al fuego, el desgaste del arrastre y con algunos agujeros; en un rincón yacen las que definitivamente no funcionarán más.

Ahí mismo están los tanques de gas que retiran de las casas cuando hay fugas; aunque cada turno los lleva a otro lugar para ser destruidos, son cientos los que aún quedan, eso sin contar los que definitivamente estallaron y que se conservan en caso de que sean necesarios para alguna averiguación.

En los tubos por donde se deslizan de la zona de dormitorios al patio central también se puede ver el paso del tiempo, pues son originales, ya que no se han cambiado desde que abrió la estación en 1957, incluso un par de ellos están soldados en la parte baja.