Cardenal reprueba la corrupción en precampañas y campañas políticas

Así lo indicó Robles Ortega posterior a la misa de la Divina Providencia.

Guadalajara

La pobreza y la corrupción son dos maneras de esclavitud moderna que deben desaparecer, dijo el cardenal Francisco Robles Ortega, quien indicó que ante los próximos tiempos electorales en el estado, se corre el riesgo de que los pobres puedan ser usados con fines electorales por los políticos con el único fin de que emitan un voto a su favor y no con el propósito de darles un apoyo integral.

“El pobre puede ser esclavizado y usado políticamente como si fuera un objeto, no para promoverlo y que salga de su pobreza, sino sencillamente para que emita un voto a favor de un partido y esa es una manera de esclavitud que por tanto hay que reprobar y hay que superar. No queremos que los pobres sean utilizados con fines políticos, sino que sean integralmente impulsados como seres humanos. Queremos que se elimine toda forma de corrupción, que lleva a complicidades que someten a unos a se el escalón de otros.

El cardenal, también presidente de la Conferencia del Episcopado Mexicano,  reprobó estas prácticas y solicitó que se elimine todo tipo de corrupción, petición que ya ha hecho de manera directa a algunos precandidatos, “en el acercamiento que he tenido con algunos, les digo que es una demanda, una urgencia, una prioridad devolverle a la política su esencia, que es la de servir a las necesidades de la mayoría y no servirse de las necesidades de los demás”.

El arzobispo de Guadalajara subrayó que para acabar con pobreza y corrupción, deben trabajar en conjunto gobiernos y sus instituciones, empresarios e Iglesia.

Lo anterior lo afirmó en entrevista posterior a la misa de la Divina Providencia, que cada año se realiza en el Templo de San Bernardo y es organizada por empresarios tapatíos.