Templos en Alcalde, a salvo: Cardenal

Francisco Robles informó que hasta el momento no hay noticia de alarma en cuanto a afectaciones de los templos ubicados sobre esta vialidad por las obras de la Línea 3. 

Guadalajara

Después de que se diera a conocer que el Museo de Periodismo y las Artes Gráficas, así como algunas fincas de la zona centro se vieron afectadas por las obras de la Línea 3 del Tren Ligero, el Cardenal de Guadalajara, Francisco Robles Ortega, dijo no tener ninguna noticia de alarma en cuanto a afectaciones de los templos ubicados sobre avenida Alcade. 

Sin embargo, aún esperan el paso de la tuneladora por la catedral: "a fines de este mes o en los primeros días de enero pasaría por aquí (...) esperemos que pase y que no pase, o sea que pase la tuneladora y que no pase nada".

En cuanto al posible temor de que el recinto sufra afectaciones, como ha pasado con otras construcciones, el Cardenal se dijo confiado en las preocauciones: "Por lo que yo entiendo las autoridades correspondientes han tomado medidas de prevención, esperemos que sean las necesarias,  las suficientes para que no pase nada".

Además el líder eclesiástico agregó que la iglesia sostiene diálogos constantes con el Sistema de Tren Eléctrico Urbano (Siteur) y el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), y que está en la mejor disposición de apoyar las obras, cumpliendo con las indicaciones que se les dan, como cerrar las puertas principales de la Catedral.

Se proclama contra violecia

Respecto al descubrimiento que se hizo en la madrugada de seis cadáveres que iban transportados en una camioneta, en la colonia El Zalate, en Tlaquepaque, el Cardenal reflexionó sobre la violencia en el estado: "casi todos los días se reporta una muerte por lo menos (...) en toda el Área Metropolitana, lo que significa que hay una actividad intensa del crimen organizado (...) y esto está indicando pues que hay presencia, hay actividad, y de que las autoridades deben de tomarlo en cuenta para prevenir estos actos violentos". 

Además, destacó esto como un signo de alarma y preocupación en la sociedad. 

"Por más que se nos haga sentir que por la disminución en cantidad en estas muertes el clima esté mejorando, cuidado porque no nos podemos confiar", finalizó. 

GPE