Preocupa a la Iglesia arranque de la tuneladora

El cardenal señaló que monitorearán los avances de la máquina; preocupa una disminución en la concurrencia de fieles. 

Guadalajara

El cardenal de Guadalajara, Francisco Robles Ortega, ve con preocupación los trabajos de la tuneladora, la máquina encargada de realizar el tramo subterráneo de la Línea 3 del Tren Ligero, en su paso por la Catedral de Guadalajara. 

Pese a que las autoridades del estado afirmaron que la estructura de la Iglesia no sufrirá daños con las obras, el prelado no puede evitar sentirse desconfiando tanto por los posibles perjuicios como por una disminución en la concurrencia de fieles. 

Señaló que monitorearán los avances de la máquina, pero dijo esperar a que previo a su paso se realice un diagnóstico certero de la zona. 

“Hay una preocupación por monitorear lo que vaya sucediendo una vez que comience el trabajo de la tuneladora. Eso está previendo que haya antes de iniciar un diagnóstico y vaya un seguimiento a medida que vaya avanzado la obra”, detalló. 

Por lo pronto la asistencia de católicos a la Catedral no ha disminuido, incluso se presume un aumento por el Año de la Misericordia.