"Avionetas desplomadas en Coahuila son modelos básicos en escuelas"

El capitán Luis E. Sanders afirma que no son difíciles de manejar y los accidentes son por la falta de infraestructura Aeropuertuaria, exceso de regulaciones y un apropiado entrenamiento.

Torreón, Coahuila

Luego del accidente aéreo donde perdió la vida Francisco García Castells, subsecretario de Promoción e Inversión de la secretaría de Fomento Económico, se conoció que son siete los percances con aeronaves que se han suscitado en Coahuila en este 2015.

Los modelos de aviones que han estado implicados son Cesna 2010 y Piper Azteca.

El capitán Luis E. Sanders, CEO de la revista InterXtra Aviación, dedicada a los Negocios e Información en Aviación ejecutiva y general, afirma que no es que sean difíciles de manejar estos aviones, es la falta de infraestructura Aeropuertuaria, el exceso de regulaciones y un apropiado entrenamiento.

El capitán Luis E. Sander además es representante de Million Air, principal proveedor del país de servicios de aviación de lujo y privados. Además de ser representante de Jet Support Services, el mayor proveedor independiente de programas de mantenimiento de los costos por hora de motores de avión y acondicionadores de marcos.

Explica que los aviones de pistón son muy similares a un motor de automóvil, se forma de cilindros opuestos. Le siguen los aviones tipo Aeromar, parecen de pistón porque tienen hélice, pero en realidad ya tienen turbina y hélice externa, algunos modelos de estos aviones son el King air, Caravan o el Pilatus.

El capitán Sanders advierte que si bien es un área de especialización el pilotear este tipo de aeronaves, es de las más básicas, ya que en las escuelas las prácticas de vuelo se realizan en una aeronave muy similar al Cesna 210, con capacidad de cinco pasajeros y un piloto.

La versión de escuela puede ser un 152, es para un piloto y un pasajero o bien dos pilotos. Sigue el modelo 172 que también es muy usado por las escuelas de aviación.

"Desde que estás en la etapa de formación como piloto particular te enseñas a volar en aviones monomotores, como los ya mencionados".

Respecto a las dificultades de vuelo de estos modelos, explica que debido a las dimensiones de esta aeronave, sí resulta complicado manejar, ya que depende mucho de las condiciones climatológicas, las ráfagas de aire afectan la maniobrabilidad.

"Si intentas despegar un avión turboprop a las dos de la tarde, lo haría sin ningún problema aún con ráfagas de aire ya que tiene mucha potencia, mientras uno de pistón registran menor potencia y podría representar un problema a la hora de maniobrarlo.

En los aeropuertos con altas temperaturas como los de Coahuila y Monterrey a un avión de pistón se le dificulta más el despegue y operación en el aire.

La recomendación internacional de temperatura idónea para despegar es a 15 grados centígrados con este tipo de aviones y a nivel del mar, con temperaturas altas, el aire se vuelve más ligero y se tiene que prever el peso de la aeronave, el número de pasajeros, para volar en estas condiciones ya que la estabilidad variará".