Caos en Línea 7 del Metro por paro de conductores

Autoridades de ese transporte y el sindicato se reunirán el martes para perfilar un acuerdo.
Al menos 25 mil personas fueron afectadas por retrasos de una hora.
Al menos 25 mil personas fueron afectadas por retrasos de una hora. (Especial)

México

Las 10 secciones del Sindicato Nacional de Trabajadores del Sistema de Transporte Colectivo Metro dejaron de trabajar tiempo extra como muestra de inconformidad ante la supuesta falta de pago de las horas trabajadas y por la carencia de equipo, acción que afectó la Línea 7, donde se registraron retrasos de hasta una hora en el servicio.

Este paro inició ayer alrededor de las 8 de la mañana y afectó a alrededor de 25 mil personas. El único conflicto similar del que se tiene registro desde que se inauguró el Metro fue en 2002, cuando pararon por completo las líneas B y 9.

El líder del sindicato, Fernando Espino, aseguró que los integrantes del gremio acordaron no trabajar las horas extra porque además de la ausencia del pago, no hay medicamentos, faltan refacciones y equipo para las labores de mantenimiento y se está asignando la rehabilitación de los trenes de la Línea 12 a la empresa CAF, en lugar de al gremio.

A una hora de iniciada la movilización, el Metro y su sindicato acordaron reunirse el próximo martes para encontrar una solución al conflicto; mientras tanto, existe el compromiso de que no habrá más paros.

“Esto fue con la finalidad de mandar un mensaje a la administración del sistema para que se nos resuelva una serie de asuntos pendientes... Detuvimos estas acciones por completo. Estamos confiados en la palabra del licenciado Gaviño y creemos que el próximo martes llegaremos a un acuerdo”, explicó Espino en entrevista con MILENIO.

En tanto, el director del Metro, Jorge Gaviño, explicó que las acciones anunciadas por el sindicato resultaron en la ausencia de 71 trabajadores que debían cubrir tiempo extra, las cuales se cubrieron con personal de confianza; sin embargo, faltaron siete en la Línea 7.

Agregó que el tiempo que se tardaron en conseguir a los siete trabajadores fue el mismo retraso que se registró en la línea naranja.

“Cada tren tiene una capacidad de mil 400 personas, si de pronto cada uno está pasando cada tres minutos y medio y tenemos falta de un tren, en ese tiempo ya se nos hizo un retraso de mil 400 personas”, señaló el titular del STC.

SEGUNDO CONFLICTO

Este es el segundo paro que realizan trabajadores del Metro desde que inició operaciones en 1969. El primero y más severo fue en 2002, cuando unos 300 empleados impidieron el funcionamiento de las líneas 9 y B ante las malas condiciones de las mismas y el riesgo para los usuarios.

En ese año el conflicto laboral afectó a 900 mil usuarios, principalmente de la zona norte de la capital.

El entonces jefe de Gobierno capitalino era Andrés Manuel López Obrador, quien negó la falta de mantenimiento del Metro.

EXIGENCIAS

En un comunicado, el gremio informó que con estas acciones también muestran su rechazo a que se contrate a empresas externas para realizar los trabajos que les corresponden a los trabajadores del Metro, y que se estén empleando los recursos en el “embellecimiento de las estaciones” en lugar de destinarse a la adquisición de los mínimos materiales (estopas, tornillería, herramientas, solventes) y refacciones que hacen falta para brindar el mantenimiento a los trenes y a las instalaciones.

Indicó que no se ha cumplido tampoco con la asignación de los trabajos de mantenimiento de trenes e instalaciones fijas a los trabajadores.

Además, acusaron que se les ha escatimado la contratación de tiempo extraordinario de trabajo en algunas áreas o bien “se dilata su pago de manera injustificada”.

Sin embargo, a unas horas de iniciada la protesta, se acordó entablar un diálogo con la administración del Sistema de Transporte Colectivo Metro y suspender el movimiento.

APREHENDEN A OTRO INVOLUCRADO EN EL FRAUDE A LA L-12

La Procuraduría General de Justicia capitalina ejecutó una orden de aprehensión contra José Pascual Pérez Santoyo, ex director de Administración de Contratos del Proyecto Metro, por el delito de fraude en agravio de la hacienda pública local, informó la Contraloría en un comunicado.

La orden girada por el juez 51 penal señala que el imputado presuntamente contrató a la firma ILF Ingenieros Consultores, SRL de CV, la cual se hizo pasar como filial de ILF Beratende Ingenieure AG, para asignarle los trabajos que determinaran los motivos, recomendaciones y acciones a seguir para minimizar los problemas presentados por el desgaste de rieles en las vías de la Línea 12.

Esta orden de aprehensión se suma a otras tres ejecutadas previamente sobre los mismos hechos.

Pérez Santoyo fue señalado desde 2014 por haber autorizado irregularmente el convenio de reconocimiento de adeudos de la administración capitalina hacia las empresas constructoras de las obras inducidas, superficiales y aéreas, “al amparo del cual se efectuó un pago improcedente por 116 millones 312 mil 398 pesos, a través de cuatro estimaciones, ocasionando daño al erario”.