Ponen candados a deudas de Estado y ayuntamientos

Esta modificación contempla que los gastos de la autoridad no superen sus ingresos, así como un fondo de contingencia, entre otras cosas.

Monterrey

El Congreso local aprobó reformas a la Ley de Disciplina Financiera, con lo que se busca la sostenibilidad de las finanzas públicas de los municipios, el Gobierno del Estado y los organismos paramunicipales y paraestatales en Nuevo León.

Daniel Carrillo Martínez declaró que esta modificación contempla que los gastos de la autoridad no superen sus ingresos, así como un fondo de contingencia, entre otras cosas.

"(La reforma) busca establecer un control acerca del crecimiento de la nómina; el gasto corriente no podrá crecer más allá de lo que crezca el Producto Interno Bruto del estado, como el tres por ciento real, así también se controlan los adeudos de ejercicios fiscales pasados al dos por cierto, lo que quiere decir que en el balance los gobiernos ya no podrán dejar facturas en los cajones.

"No podrán gastar más de lo que tienen (...); el financiamiento estará regulado: de ahora en adelante los endeudamientos deberán tener un etiquetado, debe venir la inversión en obra pública o en equipamiento para provisión de servicios públicos; ya no podrá proveerse financiamiento para ver si se ocupa o no, para financiar el gasto corriente", declaró.

Agregó que esto se regulará por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público para su vigilancia.

Aclaró que las definiciones del financiamiento son el factoraje, el financiamiento quirografario, las asociaciones público-privadas, los comodatos financieros y los arrendamientos, y todo lo que se deba a futuro será considerado como deuda a partir de su adquisición.

Según Carrillo Martínez, el financiamiento de corto plazo será del seis por ciento de los ingresos totales y no tendrá que venir con un vaivén político de autorizaciones, siempre y cuando se pague dentro de los 12 meses siguientes y no se deje la herencia a la siguiente administración