Mujeres reman en contra del cáncer de ovario

Es el tumor ginecológico más agresivo. En la mayoría de las mexicanas se diagnostica en etapas avanzadas, un padecimiento que además no es cubierto por del Seguro Popular, dejando a muchas ...
Concientizarán a laguneras acerca del Cáncer de Ovario.
Las mujeres suelen ir a checarse cuando poseen un año de evolución del tumor debido a que confunden los síntomas con dolores gastrointestinales (Especial)

Guadalajara

Este mes de mayo, además de celebrar a las madres, mujeres sobrevivientes, sus familiares y médicos, conmemoran la lucha contra el cáncer de ovario, el tumor más agresivo del sistema reproductivo femenino, un padecimiento soslayado en nuestro país a pesar de su embate: por cada cinco tumores de mama se diagnostica uno de ovario.

De acuerdo con estadísticas de la Secretaría de Salud federal (SSa), en promedio anual en México se registran 3 mil 900 casos nuevos de cáncer de ovario; mientras que sólo en Jalisco, durante 2013 se notificaron 99 casos, informó el Instituto Jalisciense de Cancerología (IJC).

Sin embargo, una vez diagnosticadas las pacientes tienen pocas armas para enfrentarse al cáncer de ovario, lo que reduce su esperanza de vida.

En principio, las mujeres llegan a las instituciones de salud en estadíos avanzados: de las cuatro etapas de malignidad, 70 por ciento de los tumores en ovarios se detectan en fase 3 y 4, señala el subdirector médico del IJC en el turno vespertino, Manuel Arias Novoa.

Una explicación a la tardanza en el diagnóstico es que diferencia de los cánceres en piel o tiroides –visibles externamente-, el de ovario crece dentro de la cavidad abdominal y aunque las pacientes presentan distensión del abdomen, muchas no la consideran extraña “debido a su condición de sobrepeso y a que están rellenitas”, o a que los confunden con colitis o enfermedades gastrointestinales. De esa forma, llegan a consulta con evolución hasta de más de un año y tumores de gran tamaño: imagine una masa 20 centímetros, cuando el ovario en condición  normal mide de 2 a 3 centímetros, describió.

El especialista comenta que no se ha determinado la causa origen del cáncer de ovario (estudios refieren antecedentes familiares sólo en 15 por ciento de los casos), y aclara que los quistes ováricos -un trastorno femenino relativamente frecuente- no son factor de pronóstico para su desarrollo. En cambio “es una enfermedad sincrónica”, dijo, de  alta incidencia en quienes ya tuvieron cáncer de mama.

El 5 por ciento del cáncer de ovario afecta jovencitas menores de 19 años y suele detectarse porque al crecer el abdomen se confunde con embarazo, generando en no pocas ocasiones conflictos familiares. Sin embargo, los tumores más frecuentes se reportan en el grupo de mujeres de 45 a 60 años de edad, apuntó el entrevistado.

Hay diferentes tipos de tumores. El 95 por ciento de los cánceres de ovario son epiteliales (se forman células malignas en el tejido que cubre al ovario) y su tratamiento no es cubierto por el Seguro Popular, el cual sólo sufraga la atención de los tumores germinales (se forman células malignas en las células germinativas u óvulos), que son el 5 por ciento. De este modo, las mujeres sin esquema de seguridad social no tienen siquiera la alternativa de tratarse.

Ante la situación de inequidad, organismos civiles, pacientes y médicos, elevaron nuevamente la voz para exigir la asignación de recursos destinados al tratamiento del cáncer de ovario epitelial. La demanda se presentó ante el Senado y mediante una carta pública dirigida el pasado 8 de mayo a la titular de la SSa, Mercedes Juan López, y al comisionado del Sistema Nacional de Protección en Salud (Seguro Popular), Gabriel O’Shea Cuevas.

La inclusión de este padecimiento en este esquema daría una esperanza para las mujeres con cáncer de ovario. Hoy el promedio de sobrevida es de cinco años si se detecta en sus primeras etapas y es tratado, por lo que a la par se debe impulsar el diagnóstico oportuno y generar la cultura del chequeo médico, aun ante padecimientos aparentemente benignos, como un malestar estomacal recurrente.

 

 

Claves

El cáncer de ovario es el más grave de los cánceres ginecológicos.

 

250 mil casos se detectan anualmente en todo el mundo.

 

Por cáncer de ovario se reportan 140 mil muertes al año.

 

En México se diagnostica un promedio anual de 3,900 casos.

 

70 por ciento de los tumores en ovarios se diagnostican fase tardía.

 

El Seguro Popular contempla la cobertura del cáncer de mama y útero, pero no cubre el tratamiento de 95 por ciento de los cánceres de ovario

 

SÍNTOMAS:

Aumento del abdomen, sensación rápida de haber saciado el apetito (estar llena), dolor pélvico o abdominal, necesidad urgente de orinar y más recurrencia de problemas gastrointestinales.

 

TRATAMIENTO:

Quimioterapia y cirugía.

 

 

 

INNOVACIONES

En septiembre pasado la Clínica Mayo (Rochester, EU) difundió un estudio sobre el Programa de Recuperación Mejorada que desarrolló para que pacientes con cirugía ginecológica, se recuperen más pronto y con menos narcóticos, drenajes y sondas. La muestra incluyó a 241 mujeres bajo el nuevo programa y 235 en el esquema convencional.

Las pacientes con intervenciones más complejas e invasivas fueron las más beneficiadas, especialmente las operadas por cáncer de ovario (cirugía con duración de 4 a 8 horas).

En el programa convencional la estancia en hospital fue de 10 días promedio. En el de recuperación mejorada la hospitalización se redujo 4 días; disminuyó 98.7% el consumo de narcóticos intravenosos y 80% el consumo general de narcóticos 48 horas tras la operación.