Se cancela proyecto de central nueva en Tepatitlán

Para febrero se arreglará la actual. Alcalde pretende no desechar el proyecto y buscar una nueva fuente de financiamiento para construir la terminal

Tepatitlán

Luego del intento fallido de construir una nueva terminal de autobuses en Tepatitlán, se opto por remozar las actuales instalaciones en el mes de febrero próximo, esto de acuerdo al alcalde Jorge Eduardo González Arana en una entrevista.

La central de autobuses, que originalmente era un edificio concebido como mercado de abastos, se decidió a finales de los 80’s que fuera adaptado para albergar a las líneas de camiones foráneos, desde entonces no se le ha hecho ninguna modificación integral y es notorio el paso de los años en dicho inmueble.

Algunas empresas como Estrella Blanca y Flecha Amarilla han hecho mejoras en sus áreas de taquillas y salas de espera, pero las incomodidades principales de la central nunca han sido resueltas, como el que los pasajeros deban esperar prácticamente a la intemperie el autobús que los llevará a su destino o que por tratarse de un lugar abierto, cualquier persona o vehículo puede andar en cualquier área de la terminal, sin tener ningún asunto relacionado con la misma.

González Arana explica que luego de que varios regidores, entre ellos cinco de su mismo partido, hayan votado en contra de hacer una nueva central bajo el esquema de Asociación Público-Privada, con el argumento de que el municipio pagaría un alto costo económico durante 30 años, se van a buscar otras formas de financiamiento para poder hacer el edificio.

El primer edil señala que aunque los inversionistas ya se fueron, el proyecto ya está listo y está aprobado por Sedesol y SCT, por lo que en los próximos meses se buscaría otra manera de conseguir recursos y llevar a cabo la obra.

Además el alcalde descarta hacerle modificaciones al plan original o cambiarlo de ubicación, pues aunque los regidores se opusieron a aprobarlo argumentando que el proyecto no era adecuado y además era caro, ninguno de ellos presentó otra propuesta seria y bien fundamentada.

En cuanto al actual edificio, se le planea hacerle algunos arreglos, como volver a pintarlo, renovar el pavimento de las calles de acceso y el patio de maniobras y hacer algunos ajustes a los locales que funcionaban como oficinas municipales, a fin de ampliarlos y volver a instalar las dependencias que funcionaban en ese lugar antes de ser cambiadas a otra ubicación.

Sin embargo, todos esos trabajos comenzarían a hacerse hasta febrero del siguiente año, una vez que comience a haber dinero en las arcas del municipio como producto de las recaudaciones de año nuevo.

Respecto a la negativa de varios regidores por aprobar la nueva central, la cual se canceló al tener 6 votos a favor y diez en contra, incluidos cinco regidores del PAN que en esta ocasión votaron de manera contraria, Jorge Eduardo refirió que así sucede en las democracias y la decisión de algunos compañeros de partido demostró que no hay borregos en el mismo, aunque también señaló que este tema será aprovechado de manera política en los próximos meses.