Avanza campaña para proteger oyamel del Nevado

Agrupaciones de ecologistas y usuarios de la mayor montaña del occidente mexicano envían escritos a la Semarnat en periodo de consulta pública para reconocer al Abies local como especie en peligro ...
Los oyametales del Nevado de Colima están considerados como uno de los ecosistemas más frágiles a nivel mundial.
Los oyametales del Nevado de Colima están considerados como uno de los ecosistemas más frágiles a nivel mundial. (Cortesía)

Guadalajara

La Escuela para Actividades al Aire Libre Carbono Catorce AC, organización no gubernamental, se ha sumado a la consulta de la norma oficial mexicana 059, cuya actualización está en proceso para incorporar nuevas especies protegidas por algún esquema de riesgo, en busca de fortalecer la propuesta de que el Abies colimense, subespecie de abeto única a nivel mundial, habitante del Nevado de Colima y del Cerro Grande, sea reconocida como “especie en peligro de extinción”.

Dicha propuesta de actualización, publicada en el Diario Oficial de la Federación el 18 de noviembre de 2015, específicamente incluye a Abies religiosa subespecie colimensis, con poblaciones en Sierra de Manantlán, Cerro Grande, y Nevado de Colima, en el estado de Jalisco, bajo la citada categoría.

“El bosque mesófilo de montaña y los oyametales del Nevado de Colima, hábitats de la especie […] están considerados como uno de los ecosistemas más frágiles a nivel mundial. Entre los múltiples procesos ecosistémicos que produce estos bosques se encuentran la captura y mantenimiento de carbono, recarga de cuerpos de agua y conservación de la gran diversidad biológica que albergan. Hasta el momento, lamentablemente solo cinco de las más de 290 especies identificadas en esos ecosistemas del estado de Jalisco se encuentran bajo alguna categoría de riesgo dentro de la NOM-059-SEMARNAT-2010”, caso de Abies flinckii, Comarostaphylisdiscolor subs. discolor, Juglansmajorvar glabrata, Ostrya virginiana y Tilia americana var. Mexicana.

“A pesar de su riqueza e importancia sistémica, estos valiosos bosques se encuentran gravemente afectados por la deforestación, permisos de aprovechamiento forestal (talas) viciados por las autoridades, cambios en el uso del suelo y el crecimiento demográfico, lo cual se ve reflejado no solo en la fragmentación y reducción de su superficie, sino en la pérdida y/o disminución de poblaciones de especies de flora y fauna claves del funcionamiento del ecosistema, establecimiento de especies exóticas como huertas de aguacate y cambios en los patrones climáticos, manteniendo el estado de Jalisco el segundo lugar en deforestación a nivel nacional”, añaden. 

Entre las prioridades está “la gran cantidad de especies endémicas que alberga, siendo el Abies religiosa (colimensis) una especie que presenta endemismo con poblaciones localizadas exclusivamente en la Sierra de Manantlán y el Nevado de Colima, lo cual ha sido comprobado por diversos estudios taxonómicos presentados por investigadores de la Universidad de Guadalajara y la Universidad Nacional Autónoma de México entre otras instituciones científicas y académicas de alto prestigio en nuestro país”. 

Puesto que el macizo montañoso denominado Nevado de Colima geográficamente está ubicado en su mayor proporción al interior del estado de Jalisco y en él se encuentran ubicadas la mayor población de Abies religiosa (Abiescolimensis) en el cuadro de “Especie” del proyecto de la NOM-059-SEMARNAT-2010 “deberá citar e incluir correctamente a Jalisco: Abies religiosa, poblaciones Sierra de Manantlán, Cerro Grande, (Jalisco) y Nevado de Colima (Jalisco y Colima)”, precisa el texto.

Por ello, “asentimos y celebramos su inclusión en la categoría de especie en peligro de extinción en la NOM-059-SEMARNAT-2010 Protección ambiental- especies nativas de México de flora y fauna silvestres – categorías de riesgo y especificaciones para su inclusión, exclusión o cambio – lista de especies en riesgo, encomiando al Comité Consultivo Nacional de Normalización de Medio Ambiente y Recursos Naturales a continuar avanzando y generando acciones que garanticen el cuidado y preservación de esta importante especie endémica que forma parte del patrimonio forestal de todos los mexicanos”, concluyen.